Una joyería centenaria en los tiempos modernos

Una joyería centenaria en los tiempos modernos

Un reloj parado acierta dos veces al día. La frase popular habla de la constancia y el esfuerzo que se necesita para continuar adelante en los tiempos malos. Mucho de eso, de ambas cosas: relojes y constancia, saben en una empresa casi centenaria como MöM Joyas. Cerca de cumplir el siglo, la empresa fundada por D. Vicente Mompó García hace exactamente 96 años, en el año 1919, continúa siendo uno de los referentes en el ámbito de la joyería en Albacete. El negocio es, además, una muestra de esas pequeñas empresas familiares que, tras el paso del tiempo, se adaptan y se alzan como una de las entidades a seguir mediante el sacrificio, esfuerzo y dedicación de sus miembros.

A lo largo de estos casi cien años, han sido tres generaciones las que se han encargado de la empresa, manteniendo la esencia y la calidad por la que se distinguió en sus inicios, pero también adaptándola a los cambios y las tendencias crecientes de los nuevos tiempos. Es el caso de Vicente Mompó Sancho, hijo del fundador, quien al tomar su relevo, situó a la marca como uno de los referentes a nivel mundial, ya no solo de la Alta Joyería, como antes, sino también de la Alta Relojería, registrando incluso su propia marca de relojes. Ahora, con el paso de los años, son los hijos de este los que gestionan las contingencias diarias de la empresa. Con más de un cuarto de siglo al mando, la empresa ha tenido altos y bajos, pero su constancia es el fruto del amor y el cariño hacia una profesión y sus resultados, la consecuencia de ello.

Precisamente adaptándose a las exigencias del progreso, la nueva marca de la empresa, que lleva el nombre de MöM, comercializa sus productos por la vía electrónica a través de su tienda online. En ella puedes ver todo el catálogo, consultar los productos con los que se ha fabricado cada gema e incluso conocer cuál ha sido la inspiración para crear la joya en cuestión. De esta forma, en un rápido vistazo podemos conocer qué es lo que ha movido a los diseñadores a crear determinada pieza y con qué materiales lo han hecho.

Dando un paseo virtual por la joyería vemos cómo el motivo principal y gran parte de la inspiración del trabajo de este comercio viene dado por la naturaleza. Motivos florales, animales, símbolos de la naturaleza, todo lo encontramos en sus creaciones, que además de resultar de gran inspiración, poseen en muchos de los casos el certificado de haber utilizado materiales sostenibles y no agresivos con el medio ambiente. Es decir, el compromiso de la empresa con la naturaleza va más allá de lo creativo y se extiende al proceso de creación, propiamente dicho.

La tienda online, a través de la que se pueden comprar todos los productos (pulseras, anillos, colgantes, pendientes, etc.) se complementa con un establecimiento físico situado en Albacete, desde el que los responsables de la marca atenderán a cualquiera que decida pasar por allí y solucionarán todas las dudas que puedan surgir, tanto en lo referente al producto final como a las posibles cuestiones sobre el proceso, la marca, los materiales o cualquier cosa que le pueda surgir al cliente. También existe a disposición un teléfono de contacto, por si el desplazamiento es difícil o innecesario. No obstante, para los que prefieran la compra online es tan fácil como entrar en la dirección web (www.momjoyas.com) del comercio y seleccionar el producto que queremos adquirir, previo registro para introducir la dirección de envío y los datos necesarios para cumplimentar el pedido. Después, el funcionamiento es el mismo que cualquier comercio real. El cliente recibirá el pedido en 2 o 3 días hábiles, dependiendo del stock que tenga la empresa en el almacén, y una vez recibido dispondrá de una semana para una posible devolución y de un periodo de garantía para los casos de defectos o desperfectos durante el proceso de envío.

Los tiempos cambian y la virtud está en la adaptación. MöM Joyas es un gran ejemplo de empresa añeja, con casi cien años de antigüedad y experiencia, que ha sabido manejarse y adaptarse a los tiempos modernos.

Deja un comentario