Toldos y cerramientos de cristal necesarios en nuestro país

Toldos y cerramientos de cristal necesarios en nuestro país

Progresivamente, el tiempo va aproximándose a nuestras ciudades y poblaciones. El invierno, aunque cada vez es menos duro, si que se hace largo y más para las empresas, en especial para las que viven den mundo de la hostelería.

En nuestro país, se han apostado de forma tradicional por este tipo de negocio, sirva de ejemplo que somos de los que tenemos las densidades más elevadas del mundo en habitantes por bar, lo que llama la atención a muchos de los turistas que nos visitan.  Si además del buen clima que tenemos, todo lo acompañamos de una buena gastronomía, pues tenemos un cóctel imbatible ¿no?

En nada tenemos la Semana Santa, que es una de las épocas donde hay más trabajo en el sector de la hostelería en todo el año. En los establecimientos ya rezan porque el tiempo acompañe, en especial en fechas como las de Jueves Santo, Viernes Santo o Sábado Santo, pero habrá que esperar y rezar un poco, en el caso de los que seamos creyentes, para que el buen tiempo nos acompañe en estas jornadas de asueto.

De momento, de lo que estamos seguros es que en el mes de abril el tiempo debería ir mejor, lo que hace que los bares y restaurantes empiecen a ir pensando en lo que será su campaña para el buen, tiempo, la cual, en muchos de los casos, va ligada, a que se pueda montar una terraza.

Si se hace así, aumentan las posibilidades de que la clientela pueda sentirse atraída por la misma y para ello deberá ser. Como es lógico, un sitio bastante espacioso y que tenga un toldo, el cual evitará que se contacte directamente con el sol, que es bastante molesto. Desde Rolltec, especialistas en toldos, nos aseguran que cada vez hay una mayor concienciación en los negocios sobre la necesidad de buenos toldos, pues antiguamente se adquirían sin pensar en la calidad y terminaban rompiéndose antes de tiempo, con lo cual había doble gasto.

Los cerramientos, otra interesante opción

No solo son los toldos la única opción para las terrazas de los bares, pues las opciones pueden llegar a ser tantas como las opciones que podamos albergar en nuestra imaginación. Una de la que más se recomienda por los profesionales del sector, son los cerramientos, que son fundamentales para los meses invernales y también para marzo o abril, donde la lluvia en ocasiones puede llegar a ser un problema.

A partir del momento en que entró la Ley antitabaco, han sido muchos los bares y restaurantes que tomaron la decisión de poner una terraza permanente en el exterior de su local, para que todas las personas que tomasen la decisión de fumar contaran con un espacio habilitado para hacerlo.

Esto hace que se tenga que llevar a cabo una instalación de una carpa que la mayor parte de las veces está fabricada en plástico. El problema existente es que a la clientela que quiere cenar en el interior de dicha carpa, cuando llega la noche, puede entrarles frío.

Realmente el plástico no es el mejor de los aislantes y una apuesta por el cristal en este tipo de espacios, es una magnífica solución. Rolltec es, en este sentido una decisión bastante adecuada, pues tienen una gama que merece la pena ver y que demuestra que otras formas existen para dar solución a esta problemática.

Siempre se ha concebido el negocio de la hostelería como un negocio de gran dureza, pero realmente es necesario y llega a mover una parte considerable de nuestro Producto Interior Bruto durante el año.

Es un hecho que a los españoles nos gusta salir a tomar algo por los bares de confianza o que están cercanos, lo que hace que en el mundo de la hostelería tengan que estar siempre con ojo avizor a las instalaciones, pues si se tienen en correcto estado, los clientes van a preferir su local al de la competencia.

Estamos ante un sector que se aprovecha del buen tiempo que solemos tener buena parte del año y en este sentido somos unos afortunados, pero también hay que saber que el sol en abundancia tampoco es lo mejor, especialmente cuando nos da directo, por lo que un buen cerramiento o toldos hacen una labor impagable.