Todo sobre el régimen fiscal para residentes no habituales en Portugal

Todo sobre el régimen fiscal para residentes no habituales en Portugal

Las personas residentes en Portugal de manera no habitual tienen un régimen fiscal particular que fue publicado en el Decreto ley 249/2009 llamado Código Fiscal do Investimento el 23 de septiembre de 2009. Un régimen fiscal bastante interesante para todas las personas residentes en este país de manera no habitual que fue creado como atractivo para atraer a más personas a su territorio debido al alto peso fiscal en otros países europeos. 

Nos preguntan mucho sobre el régimen fiscal para residentes no habituales en Portugal. Recibimos muchas solicitudes sobre esta figura para saber si cumplen los requisitos y cómo se realizan los trámites”, explican desde Ribeiro, asesoría especializada en visas para inversionistas. 

Y debido al interés que existe sobre el régimen fiscal para residentes no habituales en Portugal vamos a explicar mejor esta figura en este artículo. Vamos a conocer qué es el RNH, los requisitos para solicitar esta figura fiscal así como los beneficios que conlleva. 

· Qué es el RNH 

El régimen fiscal para residentes no habituales en Portugal también conocido como RNH no es una visa de residente, simplemente es una manera de tributar y rendir cuentas con la Agencia Tributaria portuguesa que ofrece muchas ventajas. Así que no debe confundirse con el permiso de residencia o el denominado visado de oro, que consiste en la concesión de residencia a cambio de inversiones en el país. Simplemente el régimen fiscal para residentes no habituales en Portugal otorga beneficios fiscales a los solicitantes. 

El principal beneficio que ofrece esta figura es que durante 10 años los usuarios cuentan con una tasa fija del 20% del IRS sobre los ingresos obtenidos en este país. El IRS o Imposto sobre o Rendimento das Pessoas Singulares sería el equivalente en España al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). 

· Requisitos para obtener el RNH 

Para obtener el RNH hay que cumplir algunos requisitos y la forma de adquirirlo no es muy complicada. Los requisitos son los siguientes:

  • No haber sido residente de Portugal en los últimos 5 años y tampoco haber pagado el IRS en los últimos 5 años en el momento en el que se presenta la solicitud 
  • Registrarse como residente fiscal en Portugal. Para ello hay que tener en cuenta que en Portugal se consideran personas residentes aquellas que han permanecido en su territorio más de 183 días en el último año. 
  • La solicitud de residente no habitual se debe presentar el la Autoridad Tributaria 

· Beneficios de esta figura fiscal 

Como decíamos el régimen fiscal para residentes no habituales en Portugal conlleva varios beneficios y los impuestos son aplicables durante los próximos 10 años. Pasada esta década los beneficiarios tributan teniendo en cuenta las reglas generales del IRS portugués. 

Los trabajadores por cuenta propia tienen una tasa impositiva aplicable al 20%. Mientras que los trabajadores por cuenta ajena hay que tener en cuenta diferentes particularidades. Los trabajadores por cuenta ajena que sus impuestos se gravan en el Estado de origen se despreocupan de los impuestos en Portugal, ya que existe la convención para eliminar la doble tributación. Mientras que si los impuestos son relativos a Portugal la tasa impositiva es también del 20%. 

Respecto a los pensionistas se han aplicado cambios en el año 2020. Antes de los cambios los jubilados con pensiones del extranjero que trasladaban su residencia a Portugal disfrutaban de exención total. Sin embargo, desde el año 2020 la tasa aplicable es del 10%. Y a pesar de que haya subido sigue siendo más baja que en otros países. 

Además hay que destacar que las personas con esta figura fiscal cuentan con una exención de impuestos a los ingresos obtenidos en el extranjero. 

Estas son las principales cuestiones que hay que conocer sobre el régimen fiscal para residentes no habituales en Portugal (RNH). Si consideras que cumples los requisitos y quieres solicitarlo, así como tienes dudas sobre la solicitud, el periodo de tramitación o tus características particulares la mejor opción posible es consultar a especialistas. Ya que ellos sabrán aconsejarte y te resolverán todas tus dudas. Además evitarás tener problemas legales en el futuro, ya que si este tipo de papeles se realizan mal incluso te puedes enfrentar a altas multas económicas. 

En cualquier caso este régimen fiscal puede ser un atractivo o incentivo extra para muchas personas que quieran huir del alto peso fiscal de otros países europeos. Así como disfrutar también de las ventajas que ofrece Portugal como su clima, gastronomía o cultura.