Servicios de traducción: elementales para las empresas españolas que crecen en el extranjero

En lo que llevamos de siglo XXI, nos hemos enfrentado a dos grandes crisis económicas que han puesto en jaque la solidez de nuestro país y la de los demás. La primera de ellas fue equipada por muchos expertos al crack de 1929 y la segunda estuvo directamente relacionada con la aparición del coronavirus, que hizo temblar los cimientos de nuestra sanidad, de nuestra vida y también de nuestra economía. Por suerte, en España hemos salido reforzados de esa situación puesto que nos encontramos en un momento en el que nuestras empresas están empezando a superar los registros de facturación y beneficios que existían antes de la llegada de la pandemia.

La verdad es que hay que poner en valor todo lo que se está consiguiendo en este sentido, principalmente porque se está consiguiendo en un momento en el que lo que viene ocurriendo es que hay una cierta incertidumbre en materia económica en todo el mundo. La situación internacional, principalmente con la guerra de Ucrania, lo que viene ocurriendo entre Israel y Palestina y la inestabilidad que eso está provocando en Oriente Medio, no está ayudando, pero la economía española está en crecimiento en un entorno como ese. Y eso tiene mucho mérito para todas y cada una de las empresas que forman parte de nuestra economía. Y lo mejor de todo es que la senda del crecimiento no se va a detener ahí, estamos seguros.

En una noticia publicada en la página web del diario El País se comentaba que las empresas españolas habían duplicado sus beneficios en 2022 con respecto al año anterior. Se trata de un dato que puede servir como una buena muestra del crecimiento que ha venido experimentando la economía española desde el coronavirus y que también sirve para valorar lo rápido que hemos salido del atolladero en el que nos habíamos metido de la noche a la mañana con la explosión de la pandemia. Eso tiene mucho mérito y no hubiera sido posible sin todas y cada una de las personas que se levantan cada mañana para levantar a este país.

Además, los buenos datos han seguido llegando al año siguiente. De hecho, una noticia publicada en la página web del diario El Economista aseguraba que en España se habían creado 109.000 empresas en 2023, la cual era la cifra más alta desde el año 2008, el año en el que explotó esa crisis económica similar a la del crack de 1929 y que ya hemos mencionado algún párrafo más arriba. El incremento en esa cifra con respecto a la del año 2022 había sido del 10% y no cabe la menor duda de que eso muestra que hemos sabido salir hacia delante en un momento muy delicado y en el que hacía falta que diéramos lo mejor de nosotros y nosotras mismas.

¿Cuál ha sido el motivo por el cual las empresas españolas han crecido tanto en tan poco tiempo? Son varias las cosas que hay que tener en consideración para valorar esta cuestión, pero nosotros nos hemos querido quedar con una cuestión en concreto, que no es otra que la proyección internacional que vienen siguiendo muchas de las empresas de nacionalidad española en los últimos años. Sin duda, han sido muchos los sectores que han venido incorporando a empresas en las que se ha desarrollado un proyecto de crecimiento más allá de nuestras fronteras. Desde luego, es la mejor de las opciones para sostener a la economía de un país.

No es fácil que una empresa que hasta ahora había trabajado en un mercado local o nacional se convierta en una potente entidad multinacional. Lo primero que hay que tener claro cuando vamos a pasar de una magnitud a otra son las ideas, el modelo de negocio que queremos llevar a cabo a partir de ahora. Y luego también debemos tener en consideración que el idioma en el que vamos a tener que desarrollarnos a partir de ahora. Suele ser habitual que las empresas que crecen a nivel internacional tengan a una plantilla perfectamente preparada en lo que al inglés se refiere, pero… ¿Cómo se va construyendo ese cambio tan sideral que hace falta?

Cuando una empresa es pequeña y tiene el objetivo de crecer a nivel internacional, tiene que empezar a dar pasitos con el inglés y con el idioma del país en el que tenga previsto instalarse. En esos primeros momentos, en los que quizá no se cuente con una plantilla que pueda estar acostumbrada o especializada en dichos idiomas, es necesario contar con un servicio de traducción que permita aspirar al máximo de los crecimientos posibles. En Traduspanish nos indican que, en los últimos tiempos, han sido muchas las empresas y negocios que, en búsqueda de llegar al extranjero, han empezado dando este primer pasito para después ir despegando.

Como es lógico, el idioma del país al que llegamos puede resultarnos un pelín complicado al principio porque suele tener conceptos que son muy técnicos y que nos pueden complicar la vida en algún momento. De ahí que lo mejor sea apostar en primera instancia por empresas de traducción que nos permitan al menos ir abriendo camino y haciéndonos ganar el tiempo necesario hasta que nuestra empresa disponga de la capacidad suficiente como para desenvolverse en el idioma de una manera autónoma. Este proceso, estos primeros pasos a seguir, son muy comunes y también hay empresas que los siguen cuando llegan a España procedentes de otros países del mundo.

¿En qué áreas del negocio es todavía más necesario contar con asesoramiento en materia de idiomas? 

Se trata de una pregunta que nos parece muy interesante puesto que la respuesta nos puede sorprender. Resulta que el área que más requiere de servicios como de los que estamos hablando es la de marketing y comunicación. En una rama del negocio como esta, es muy necesario que usemos las palabras adecuada. Sobre todo porque en el marketing digital vamos a tener que realizar y configurar anuncios que responden a palabras clave muy concretas y que son las que las personas buscan en Internet. Y también resulta clave para el marketing offline, ese que se hace para ser visto en nuestras calles, plazas y medios tradicionales. Un mensaje llamativo requiere del uso de palabras concretas y para tener la oportunidad de manejarlas en un país en el que no nos hemos ubicado previamente se pueden requiere, al menos en primera instancia, servicios de traducción.

Sin duda, son muchas las empresas que agradecen ayuda en áreas de su negocio como las que acabamos de mencionar. La verdad es que no es fácil intentar darse a conocer en un mercado nuevo, en el que tenemos que conocer al público objetivo y ponernos en su mente para saber qué les puede llamar la atención… y hacerlo en su idioma, claro. Es un reto que hoy en día puede ser factible para cualquier tipo de negocio si se sabe a quién recurrir para ello. Estamos hablando de uno de los primeros pasos para intentar que esa llegada a otro país sea exitosa y cumpla con las expectativas que se han generado en la empresa.

Conseguir que nuestro marketing sea potente y que realmente sirva para vender los productos y servicios que tenemos en oferta es algo que va a marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en el seno de nuestra empresa. Una campaña que sea potente nos puede hacer aparecer en el cerebro de la gente aunque seamos una empresa recién llegada a su país y la verdad es que la producción de este tipo de campañas depende muchas veces de cómo juguemos con las palabras del idioma del país en el que tenemos un punto de venta, además de los medios que vayamos a escoger para promover nuestra labor.

El uso de un idioma es básico para conseguir que las personas que lo tienen como lengua materna puedan ser nuestro público objetivo. Por eso, no os debe caber la menor duda de la relevancia que tiene el dominio de una herramienta como un idioma, que va a ser la mejor ayuda para intentar que todo lo que estemos llevando a cabo llegue a buen puerto. Ojalá que así sea y que todos los negocios de nuestro país y que se sitúen en el extranjero puedan crecer como lo vienen haciendo en los últimos años.

Nunca hay que dejar de lado el aprendizaje de un idioma que sea oficial en un territorio que resulta especialmente interesante para nuestro negocio. ¿Alguien se imagina a una empresa española en Estados Unidos y en la que nadie sepa hablar inglés? ¿Alguien se imagina a una empresa china en España en la que nadie controle el castellano? Sería un suicidio que así fuera, así que tenemos que centrarnos en esto y hacer posible que en nuestra empresa exista la posibilidad de desarrollo que habilita precisamente el control del idioma del territorio en el que queremos entrar. De no ser así, está claro que vamos a tener muchos problemas en todos los sentidos.