El abogado de empresa, tal y como nos aseguran desde tramitesfacilessantander.com, es necesario que se le considere un instrumento de negocio. Tiene que ser un profesional que llegue a saber no solo captar el enfoque que debe tener a nivel jurídico las diferentes situaciones, también contar con una visión de negocio en el ejercicio de las funciones.

De igual forma, existe la necesidad de que el abogado pueda tener conocimiento de las técnicas de dirección empresarial. Todo se puede acompañar de una base sólida en lo técnico y en lo jurídico.

La necesaria reflexión

En este sentido, debemos reflexionar sobre qué especialidad debe tener el abogado empresarial. La tradición dice que el abogado de empresa suele ser un abogado de buen manejo en el campo del derecho mercantil y que tendrá una serie de rasgos de abogado de temas generales, puesto que pueda tener que lidiar con una serie de cuestiones en el marco civil, tributario, laboral o administrativo, entre muchos otros.

El abogado “in house”

El denominado abogado in house lo que tiene que hacer es la función de abogado de cabecera que debe dar una serie de orientaciones de todo tipo en las cuestiones jurídicas, donde va a poder coordinar a los expertos que haya en cada una de las especialidades.

Pensemos que siempre es bueno que el abogado empresarial cuente con una especialidad lo que a veces se desconoce es la que debe tener. En este sentido no hay una sola opinión, todo va a depender de la actividad que tenga la empresa en cuestión.

En buena parte de las empresas, lo que ocurre es que este tipo de abogado va a seguir siendo un abogado con base mercantilista. En algunos sectores, van a ser bastante interesantes los especialistas en las parcelas en concreto del derecho mercantil y demás ramas que hay en el campo del derecho.

Generalmente, en buena parte de las empresas, este tipo de abogado va a seguir contando como base uno que sepa de derecho mercantil, pero si que hay sectores de lo más interesantes en campos del derecho mercantil y demás ramas del derecho.

En el caso de que la empresa de que se trate tenga un componente a nivel de investigaciones o de creaciones, va a estar centrada en la explotación de las patentes o en los derechos de autor, donde por ejemplo, la especialidad más conveniente pueda ser la de experto en propiedad industrial o intelectual.

En el caso de que la empresa opere en sectores con importante regulación como el de la energía, telecomunicaciones o en los servicios de carácter público, creemos que la especialidad más conveniente puede ser la de experto en el campo del derecho administrativo.

Es posible que a muchas personas les sorprenda el que pueda haber en compañías abogados que estén especializados en estas materias. El caso es que en las empresas que actúan en sectores que tienen una regulación fuerte, no solo es algo normal, es algo de lo más recomendable, pues son expertos en las reglas que existen en el negocio. Pensemos que la regulación como tal es un elemento importante que llegue a configurar el propio desarrollo del negocio en cuestión.

Hay casos en los que pueden terminar siendo interesantes para otras especialidades como pueden ser en derecho laboral, de los consumidores, publicidad y demás.

El caso es que no es que haya especialidad que se vincule al abogado empresarial. El caso es que existe una base que podemos denominar común o general y que sea una especialidad importante dependiendo de la actividad que se haga en la compañía.

Pensemos que en las empresas de mayor tamaño, puede llegar a que se produzca una combinación de especialidades, donde existirán abogados que van a tener especialidades diferentes que van a poder complementarse.

Pensemos que la reflexión que se tiene que hacer en la selección de abogados para la empresa es que no se tiene que pensar en este tipo de abogado como un perfil que pudiésemos catalogar como fijo.

Hay que valorar mucho la especialidad en lo jurídico que se adecue más para la propia actividad que va a tener la empresa y según esto decidir. Una decisión de la que es posible que dependa, el que el abogado para la empresa pueda tener un papel fundamental.

Esperamos que todo el contenido que te hemos dejado sea de tu interés. Si ha sido así, no dudes en compartirlo con tus colegas o amigos que les puede ser de utilidad. Ahora te toca a ti elegir y ya sabes más sobre cómo hacerlo.

Deja una respuesta