¿Qué es lo que hacen realmente los asesores de empresas?

¿Qué es lo que hacen realmente los asesores de empresas?

Las empresas y los empresarios necesitan cada vez más asesores que les ayuden a poner en marcha sus estrategias. Profesionales reputados como QMT que llevan años dedicándose a ello creen que, por su propia experiencia, los altos jefes de la empresa aprenden bastante de los asesores externos, siempre y cuando se utilice todo de forma correcta.

No olvidemos que los asesores son personas que, como dice el chiste toman prestado el reloj para decirnos qué hora es, para luego quedarse con el reloj.

Existen otros que dicen que lo que suelen hacer los consultores de empresas es cobrar a la gente bastante dinero para decirle algo que saben.

Los asesores son buenos en muchas cosas, pues ayudan a esto de lo que hablaremos a continuación:

¿Cómo tomar decisiones con mayor efectividad en el trabajo?

Existen proyectos en las empresas de lo más diferentes, desde que se determine la clase de modelo de negocio que tiene que seguir un cliente a otros programas donde se reestructura, se lanzan productos nuevos, además de asesorar sobre cómo por ejemplo deben ser las estructuras de gestión después de que se fusionen dos empresas.

Algo que va opuesto a la percepción que tiene la industria de que se cobra bastante a los clientes, es que se usa cada vez más el sistema por lo que éstos solo van a tener que pagar cuando la empresa consultora tecnológica llegue a cumplir con los resultados que se prometan.

La tecnología en este sentido ha pasado a tener un papel importante. Puesto que el aumento del uso de la tecnología para solucionar los problemas de los usuarios ha pasado a tener un impacto significativo en los modelos tarifarios.

El número de problemas que se resuelven de los clientes se basa en con frecuencia en los recursos existentes, más que en una visión tradicional que se base en gente que va a pasar bastante tiempo en el sitio colaborando a que se solucione el problema en cuestión.

Antes decíamos que se suele decir que cobran de más y que es algo falso. Lo que podemos pensar es si hay algo cierto en este estereotipo existente. Pues en su mayoría son buenos profesionales, pero siempre puede haber alguno que se equivoque en las formas o métodos.

Lo que sí es cierto es que la principal razón por la que los clientes contratan a los consultores es para disponer de una perspectiva de mayor amplitud y de consejos que tengan la debida objetividad.

El hecho de que se trabaje con consultores externos o con profesionales que pueden aportar una perspectiva externa o comparativa con la que puedan identificarse oportunidades, es una magnífica forma de trabajar.

Es fundamental que los consultores se dediquen a pasar el conocimiento e ideas a sus trabajadores de manera efectiva, por lo que hay que asegurarse en que no pasen a ser algo permanente.

En todos estos temas, hay personas que no creen que los asesores pueden llegar a desarrollar bien este tipo de labor.

Hay profesionales que creen que siempre es bueno tener una perspectiva externa, pues muchas veces las ideas que ofrecen los consultores no son tan originales como debiera.

En el ámbito laboral muchas veces se hacen los trabajadores la siguiente pregunta: ¿Qué es lo que hace que un jefe sea mejor que otro?

Lo primero que es que se tiene que tener una perspectiva acertada desde dentro , por lo que los trabajadores suelen ser enviados a diferentes oficinas internacionales con el fin de que se puedan asegurar de que están experimentando diferentes maneras de vivir y trabajar.

Muchas empresas lo que buscan es crear una atmósfera donde los empleados sienta que pueden llegar a tener ideas nuevas, con independencia de si son o no exitosas.

La evolución es necesaria y en el terreno empresarial hay que hacerlo de manera más rápida que los clientes para los que se trabaja, pues esto tiene un gran valor.

Vivimos unos tiempos donde la evolución y los cambios están a la orden del día, esto hay que saberlo y tenerlo en cuenta, por lo que siempre hay que intentar estar a la última. Si una empresa confía en los nuevos servicios que aparecen, seguro que se va a beneficiar de ellos, además de ser síntoma de que no quiere estancarse en viejas prácticas.

Así que ya sabéis, cuando oigáis hablar de los asesores de empresas, debéis tener en cuenta todos estos temas, pues pueden suponer un beneficio realmente importante y un crecimiento a nivel exponencial de la empresa.