¿Qué debes saber sobre el blanqueamiento dental

¿Qué debes saber sobre el blanqueamiento dental

Las costumbres diarias son culpables de que en muchas ocasiones el color de nuestros dientes pase a ser más oscuro. En Clínicadentalcblanco.es aseguran que muchos clientes desconocen que esto puedas ocurrir por el café que se tome, el vino o el tabaco. En ocasiones, también el nacer con un esmalte más o menos blanco depende también de la genética que tengamos.

Los blanqueamientos dentales están de actualidad

A la hora de optar por uno lo importante es que acudamos a un buen odontólogo. Los métodos de blanqueamiento más importantes son dos, en clínica y en casa. En la clínica mediante el uso de la tecnología de una lámpara de luz LED que se dirigirá a los dientes del paciente, activando y potenciando al blanqueador que antes se haya aplicado sobre ellos. Nuestra recomendación es hacerlo en el hogar, pero siempre bajo la supervisión del dentista y nunca acudiendo a los blanqueamientos caseros.

¿Es mejor en casa o en clínica?

El estrés de la vida que llevamos complica las cosas a la hora de ser constantes, alterando la rutina por multitud de imprevistos. Los resultados son similares, pero si lo hacemos en una clínica vamos a tener resultados de manera inmediata sin que los pacientes tengan responsabilidad alguna. En este sentido lo importante es guiarse por un profesional.

¿Qué tiene que tener para que sea seguro? ¿Nos fiamos de Internet?

Si se quiere tener certeza de que el tratamiento va a ser seguro, tendrá que prescribirlo un odontólogo y lo llevará a cabo pensando en la salud bucal del paciente. Todo se tiene que adaptar a las necesidades existentes, lo que genera gran desconfianza es que no te expliquen las cosas buenas y malas del tratamiento.

¿Qué técnica es mejor para blanquear?

Todo va a depender de la persona, pero cuando vemos una sonrisa artificial o rozamos el clásico blanco nuclear suele producir rechazo.

Las buenas clínicas siempre van a querer personalizar el tratamiento, sin ser uno mejor que otro, pero el método será mejor o peor para tu boca según tu estado, sensibilidad, estilo de vida, si tienes carillas, caries, etc.

Lo mejor suele ser siempre hacer un tratamiento en la clínica que se trate ajustado a las necesidades que tengamos y que después hagan un tratamiento de férulas ambulatorias para su potenciación o para recordarlo unos meses después en el caso de que el diente pierda la totalidad del blanco que obtenga.

¿Qué tipo de sustancia se usa para blanquear y en qué concentración?

Se usa por lo general el peróxido de carbamida o de hidrógeno. Los resultados son los mismos, lo único que va a cambiar  será el tiempo necesario de contacto con el diente.

Se suele usar tanto el de carbamida como el de hidrógeno. Si vamos a la concentración o el tipo de agente blanqueante, la selección se hace dependiendo de la clase de tinción del diente, la calidad que tenga el esmalte o si hay hipersensibilidad de forma previa. Hablamos por todo ello de un tratamiento que se hace personalizado de tal manera que se maximice la eficacia.

Por lo general del peróxido de hidrógeno solo se usa en la clínica, salvo cuando son al 6% que son usados en casa con férulas de 90 minutos diarios. Este oerñoxido suele usarse en los tratamientos de casa al 10% o al 16%. Todo dependerá de la técnica que utilice el odontólogo con cada uno de los pacientes.

¿Qué hay de la sensibilidad?

No podemos negar que hay un aumento de la sensibilidad dental ante los estímulos como pueden ser los provenientes del calor o el frío en las primeras 24 /48 horas después de hacer el tratamiento.

En cuanto pasan unos dos días, el paciente dejará de notar ese aumento de la sensibilidad. Eso sí, todo ello no significa que pueda haber algún tipo de contingencia o de hipersensibilidad dental. Los blanqueamientos de calidad no tienen riesgos.

En la actualidad, gracias a la hidroxiapatita en los geles blanqueadores, la sensibilidad ha pasado a reducirse o a no producirse. Hay también tratamientos desensibilizantes específicos para su prevención.

Como ves, el blanqueamiento dental es todo un mundo y lo mejor para olvidarse de problemas o evitar que puedan suceder es optar por un buen profesional, tu salud está en juego, no solo la estética.

El paso del tiempo y la concienciación ha hecho que el blanqueamiento dental haya cobrado una importancia tan grande que se haya extendido a niveles como el estético. Realmente es una buena noticia, pues una buena parte de los pacientes llegan por motivos estéticos, aunque terminan concienciándose de la importancia de cara a la salud que tiene una buena salud dental.