Nuevos cambios en política de reproducción asistida

Nuevos cambios en política de reproducción asistida

La mención de censura ocurrida a finales de mayo ha sido una bomba para el panorama económico y social en España. Ahora que ha pasado un mes desde que el 31 de mayo el PSOE ganara la moción de censura contra el PP, y en concreto contra el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, empezamos a tener noticias de las acciones que va a tomar el PSOE dentro de lo que queda de legislatura.

Recientemente hemos escuchado como la Ministra de Fomento ha alzado una prohibición de los vehículos diésel sin establecer un calendario tal y como han hecho otros países de la Unión Europea como Alemania. Pero lo que si que está claro es que vamos a notar que el precio del carburante diésel va a subir.

Uno de los anuncios que ha hecho la ministra de Sanidad está relacionado con la reproducción asistida, un tema que ha vuelto a levantar polémica después de que hace años se llegara a un consenso en la Ley de Reproducción Asistida de 2006. Pero han pasado doce años desde esta ley y la sociedad ha avanzado más rápido de lo que avanzan las leyes cómo es habitual.

Actualmente, la reproducción asistida en España está bastante limitada en el caso de que se quiera producir un embarazo con gametos de diferentes donantes en una persona que no donó ninguno de ellos. La maternidad subrogada es uno de esos temas sociales que sigue siendo polémicos.

Hay una parte de la sociedad que quiere tener la libertad de vender su propio cuerpo y ser capaza de obtener dinero con ello. Pero tal y como se entiende en muchos países de la Unión Europea, entre ellos España, esto va en contra del principio a la dignidad, ya que se correría el riesgo de situaciones en las que se utilizara a la mujer como un simple objeto de gestación, justo como ocurre en los Estados Unidos de América.

En España se prohíbe terminantemente la venta de úteros, las parejas que quieran tener hijos y no puedan tienen derecho a acudir a la seguridad social para someterse a procesos de reproducción asistida. Como veremos en el artículo de hoy, el antiguo Gobierno eliminó varias prestaciones a diferentes colectivos, que según la nueva ministra de Sanidad, van a volver a poder someterse a procesos de reproducción asistida.

El Gobierno de Pedro Sánchez aumenta los servicios de reproducción asistida

El Gobierno anuncia la inclusión de mujeres solteras y lesbianas en los tratamientos de reproducción asistida con el propósito de “recuperar todos y cada uno de los derechos arrebatados durante la etapa de recortes en el PP”, como ha señalado la ministra de Sanidad, Carmen Montón.

El Ejecutivo socialista restablece un derecho que el anterior Gobierno derogó poco después de llegar al poder. En 2012, la por aquel entonces ministra de Sanidad Ana Mato excluía de la cartela sanitaria la fecundación in vitro en mujeres homosexuales o sin pareja, ya que “la falta de varón no es un problema médico”. Siguiendo la política de recortes, solo se permitía acceder a las ayudas en inseminación artificial cuando se dieran casos de “problemas de fertilidad”. Finalmente, tampoco se incluyeron a las parejas heterosexuales que ya tuvieran un hijo, ni a las mujeres mayores de 40 años.

Los grandes beneficiados fueron los centros privados, que acogieron la demanda de la población desoída por el PP. Algunas clínicas han aumentado más de un 100% el número de consultas sobre este aspecto en los últimos años, con tratamientos que oscilan entre los 2.000 y los 50.000 euros.

Con Montón como consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana la reproducción asistida se devolvió a mujeres solteras y lesbianas, tal y como se hizo en Cataluña, Andalucía o Madrid. Ahora en el Gobierno central, ha tomado la misma medida. Sin embargo, como ella advierte, los plazos no serán los mismos. Por eso pide “paciencia” para llevar a cabo este proyecto. El primer objetivo es revertir la situación actual con un real decreto. Si no lo consigue, tocaría ir “paso a paso”.

Como vemos, ahora más que nada cobra sentido donar material genético tanto espermatozoides cómo óvulos, estos últimos se pueden donar en clínicas de confianza. IVIdona es una clínica en la que se pueden donar óvulos con la confianza de un equipo médico altamente cualificado que acompaña a la donante durante todo el proceso, resolviendo las dudas para dar la máxima seguridad a la donante.