Los seguros de salud, un elemento que no puede faltar en el empleo español

Los seguros de salud, un elemento que no puede faltar en el empleo español

Uno de los temas que más polémica y preocupación ha generado en nuestro país durante los últimos 10 años ha sido, sin duda alguna, el del empleo y todo lo que tiene que ver con él. La verdad es que el aumento de la tasa de paro que se ha producido en los últimos años y la falta de calidad en buena parte de los empleos que se están generando en España es uno de los temas que más está poniendo en entredicho el futuro de este país y el de todas y cada una de las personas que lo componen en la actualidad.

La falta de calidad en el empleo es un problema que tiene una difícil solución en nuestro país. Es una especie de economía sumergida empresarial que impide que haya personas que dispongan de todos los derechos a la hora de trabajar y de relacionarse con su empresa. Eso por no hablar de los salarios, que cada día están puestos más en entredicho por parte de propios y extraños y que siguen estando bastante por debajo de todo lo que cobran, casi por el mismo trabajo, los ciudadanos de nuestros socios europeos.

En nuestro país hay una barbaridad de personas que se encuentran trabajando sin dar de alta. Esto implica para el empresario la posibilidad de ser sancionado de una manera tal como lo anuncia este artículo del diario El Economista. Pero la realidad es que los inspectores del sector público apenas pueden conseguir identificar a una pequeña parte. Ser capaces de identificar todas estas negligencias es una labor que todavía cuesta mucho hacer y que hay que desarrollar de cara a los años que están por venir.

La verdad es que es incomprensible el por qué los empresarios no dan de alta y aseguran a todos los trabajadores de los que disponen. Lo que muchos aseguran es que supone un ahorro económico de lo más importante. Pero lo cierto es que, en caso de multa, el ahorro se convierte en una pesadilla y en una amenaza para nuestro negocio, que incluso se puede ver obligado a cerrar como consecuencia del incumplimiento de una de las leyes que más estricta es en materia laboral: la que obliga a que todos nuestros trabajadores estén asegurados correctamente.

Durante los últimos años se han destapado muchos casos de fraudes laborales en empresas españolas que no daban de alta a una buena parte de sus trabajadores. Esta es una de las situaciones que más preocupan en las instituciones públicas de este país y una de las labores en las que más hay que progresar en el mundo laboral. Así lo han revelado recientemente los profesionales de Adeslas en Rivas, una de las compañías que más preocupación ha manifestado por la cantidad de personas que trabajan y no están dadas de alta en el momento actual.

La necesidad de revertir la situación

Estamos en un momento de la historia de España en el que es necesario que todos pongamos nuestro granito de arena para conseguir una mejor condición en el empleo. No es ningún secreto que hay muchas personas que se encuentran en una situación laboral que es bastante deplorable. Seguro que muchos y muchas de quienes estáis leyendo estas líneas conocéis a alguien que no tiene un contrato o unas condiciones laborales que no son al 100% legales. Lo cierto es que estos datos son una auténtica pena.

Los empresarios y emprendedores no pueden andarse con chiquitas en un asunto como este. La verdad es que no hay mejor publicidad y marketing para una entidad que la que puedan dar sus propios empleados por sí mismos. Y está claro que un empleado que no cuente con un seguro médico o que no tenga todos los derechos con los que debe contar un trabajador no va a tener la predisposición a hacer que la imagen de la empresa sea impoluta. Es algo evidente y que desde luego no podemos exigir si no tenemos a los empleados contratados de un modo legal.

No nos cabe la menor duda de que, en los próximos años, vamos a ser capaces de encontrar la manera de hacer que no haya trabajadores que se encuentren en una situación de empleo que sea similar a las que tanta gente debe aguantar en la actualidad. Es nuestra obligación social y es eso lo que debe hacernos trabajar para terminar con todas las injusticias que se producen en materia laboral con miles de trabajadores cada día. Nuestra sociedad será mejor y más segura. Y eso no tiene precio.