Los elementos más importantes para encontrar un abogado

Los elementos más importantes para encontrar un abogado

Cuando queremos encontrar a un abogado, las prisas no suelen ser buenas, pues deben poder valorarse multitud de cosas, pues el profesional va a ser el que defienda tus derechos.  Hay bastantes razones por las que vamos a poder necesitar un abogado bueno. Entre ellos el que hayamos sido acusados de haber cometido alguna clase de delito, que nos despidan del trabajo o pedir la guarda y custodia una vez nos hayamos divorciado. Eso sí, también los hay bastante más felices, como cuando firmamos un contrato de trabajo o empezamos un negocio y se forma una sociedad.

Hay que ser conscientes de que en España hay muchos despachos de profesionales de la abogacía y cuando hay que elegir, como sucede en todo tipo de servicio que se contrata, hay que valorar unos determinados aspectos antes de que se pueda poner el caso en manos de los profesionales del derecho.

¿Qué hay que tener en mente cuando queremos seleccionar un buen abogado?

Vamos con los temas más importantes:

Tiene que tener experiencia en la materia

Cuando contratamos un abogado, mejor tener la seguridad de que es experimentado en la rama del Derecho a que pertenezca en nuestro caso. Recordemos que en el mundo legal la experiencia cuenta con una gran importancia y si se expone directamente la situación, un profesional con experiencia va a ser capaz de informar sobre el problema legal con el que contemos. Si no nos da demasiada seguridad, lo mejor es mirar otros profesionales.

Referencias óptimas

No olvidemos que en el terreno de la abogacía, el clásico “boca a boca” tiene mucha efectividad. El momento en el que un despacho de abogados tiene un buen funcionamiento  y realmente causa satisfacción a la clientela, es aquel en el que la persona no va a dudar en dar grandes referencias a sus amistades, familiares o compañeros de trabajo que precisen de los servicios de un buen profesional de la abogacía. Un bufete que trabaje bien tiene que cuidar a la clientela y todo esto se terminará en unas referencias inmejorables.

Accesibilidad y que proporcione información

Los abogados tienen que tener a su clientela informada sobre el procedimiento en cuestión. Para ello hay que ser paciente, aunque en España los plazos a menudo se dilatan y cuando no se producen novedades, no es necesario comunicarse. Por todo ello, siempre que tengamos datos nuevos, habrá que poner al día al cliente y que se produzca un compromiso claro con el caso que se lleve.

Lógicamente tendrá que responder a las llamadas que le podamos hacer o los correos electrónicos, especialmente cuando hay que aportar datos nuevos en nuestro caso en particular.

Disponibilidad

Siempre es importante que el despacho esté cerca de donde vivimos en el caso de que tengamos que entrevistarnos frecuentemente con el abogado. En esto adquiere una gran importancia, cuando nos encontramos en una ciudad de dimensiones tan grandes como Barcelona o Madrid.

No olvidemos que tendrá que poder ser localizado fácilmente, tanto en la página web, correo electrónico, teléfono para contactar y una dirección física que sea sencilla de visualizar, lo que le va a dar a los clientes una seguridad y confianza necesaria.

Honradez y haz caso a la primera positiva

Cuando entablemos una primera reunión con el abogado, lo mejor que es salgamos de esa vez primera con una gran impresión de él como profesional. No se debe confiar en los abogados que no garanticen un éxito al ciento por ciento.

Deberá orientarnos, sobre las posibilidades que pueda haber de ganar el caso, lo complicado que sea conseguirlo o las herramientas a nivel jurídico que haya a nuestro favor. El que nos transmita honradez y honestidad, deberán reforzar la intención de elegir los servicios que tenga.

Honorarios

Muchos de los despachos cuentan con su primera visita gratis. En esta visita es donde el cliente puede llegar a conocer con mayor precisión lo que costará el proceso y sus honorarios. Hay que recordar que cada abogado puede llegar a fijar los honorarios, pero tendremos que estar seguros de la claridad de las tarifas.

Mejor que pertenezca a un despacho multidisciplinar

El profesional de la abogacía que puedas contratar tendrá que anteponer tus intereses a los de él mismo. Ten claro que nos tendrá que acompañar en el proceso y si su trabajo es bueno, quizá en otros casos en el futuro.

Debido a esto, es muy útil tener profesionales que sean reputados expertos en muchas materias o que cuenten con un servicio dedicado a la asesoría, siempre que el caso se refiera a una empresa.

Ya puedes ver que optar por un buen abogado no es algo fácil y si queremos contar con uno de nivel también hay que trabajárselo.

No siempre es sencillo entender las leyes y los procedimientos suelen ser bastante tediosos, por lo que no siempre son fáciles de entender por las personas que son legas en el campo legal. Por este motivo debemos confiar en un abogado bueno para acertar en la decisión.

¿Dónde está un buen abogado?

Cuando se quiere encontrar un buen abogado para los asuntos legales debemos saber que es algo ciertamente complejo. Cada persona tiene una serie de ideas y expectativas preconcebidas sobre la clase de abogado que nos gusta.

Existen factores interesantes como la experiencia, personalidad o los conocimientos, pero también muchos otros tales como el propio prestigio del despacho al que pertenece el abogado.

Hasta que entró Internet en nuestras vidas, contratar un abogado tenía una dirección directa con el grado de cercanía del propio profesional a la persona que necesitaba el servicio en cuestión.

La relación puede ser personal o fruto directo de la intermediación o recomendación de un tercera en el que se confíe. Todo esto hace que el algoritmo se forma por relación directa, confianza y por una recomendación que será clave a la hora de contratar.

Lo que si tenemos que tener en cuenta es que en los últimos años el algoritmo ha ido modificándose. Ahora el mercado funciona más apoyándose en otro tipo de reglas o procedimientos. Hablamos de una transformación que favorece, entre otras muchas cosas, una transparencia mayor en los precios y donde los pequeños despachos lo que hacen es lograr para añadir a su cartera clientes que de otra manera serían imposibles de acceder para ellos.

Vamos con algunos de los instrumentos más importantes que están ayudando a las grandes transformaciones en este sentido:

Plataformas online y apps online

Es de las herramientas de mayor utilidad. La tecnología ha llegado para ayudarnos  y como dicen desde tuAppbogado, ellos creen que todos estos avances, de los que ellos se sirven, lo que permiten es que los usuarios puedan encontrar un buen abogado especialista de forma confidencial y sencilla.

Directorios

Son unos listados de abogados que suelen incluir por lo general una ficha de información sobre el despacho y sus profesionales. En esta información encontramos la que trata de los tipos de casos en los que destaca la experiencia, los perfiles de los abogados y sus datos de contacto.

Publicidad en Google

Básicamente hablamos de Google Adwords, que son los famosos enlaces patrocinados que podemos ver en las páginas de resultados de búsqueda de una palabra determinada, en los laterales y en la parte superior. Son unos anuncios adquiridos mediante los sistemas de pujas y miles de abogados están interesados por esta clase de publicidad.

Entre la gran cantidad de herramientas que existen, la que más ayuda a la libre competencia y a la deseada transparencia a la hora de contratar son las primeras, siendo estas plataformas de contratación online para los profesionales, los cuales solo permiten el acceso simultáneo al presupuesto de una serie de abogados, pudiendo dialogar con estos y ver el nivel y calidad de la respuesta. Todo esto permite que puedas hacer una buena elección del abogado.

Son unas herramientas que han llegado para quedarse. Después de recibir muchas ofertas para resolver los casos, hace posible que se puedan comparar los precios y los servicios. Hablamos del fin de la relación de agencia y de esa falta de transparencia a la hora de adquirir servicios jurídicos.

La libertad de competencia ha terminado por llegar para quedarse. En este sentido, los abogados no pueden posponer en el tiempo el comienzo de su aventura en la red. Los clientes cada vez hacen más contrataciones en la red y las nuevas generaciones de nativos digitales solo lo van a realizar en ellas.

Esperamos que, después de esta extenso repaso sobre los elementos que tienen mayor importancia a l ahora de encontrar un buen abogado para cada caso, tengas claro lo más necesario e importante para que puedas contar con todos los datos para que la elección se corresponda con los deseos que tienes y así tener una buena defensa, que ayudará a que puedas hacer valer tus derechos.

La ley también necesita de buenos profesionales y a menudo resultad compleja para los legos en derecho, por lo que siempre es recomendable elegir a profesionales que realmente nos saquen las castañas del fuego. Desde aquí desear la mayor de las suertes.