Limpieza: un valor necesario para cualquier tipo de empresa

Limpieza: un valor necesario para cualquier tipo de empresa

Solemos decir que, en la sociedad en la que vivimos, el trabajo estresa. No hace falta decir por qué. Las horas frenéticas en la oficina, la ingente cantidad de actividades que tenemos que resolver antes de que se acabe la jornada, las continuas llamadas telefónicas de clientes o de nuestros superiores y las constantes faltas de comunicación que son más habituales de lo que podemos llegar a pensar se han convertido en varios de los problemas que más inciden en nuestro día a día, produciendo estrés y ansiedad entre varios de los integrantes de la oficina… o de cualquiera que sea nuestro centro de trabajo.

Damos por hecho que este tipo de situaciones forma parte de lo que conocemos como la rutina de nuestro trabajo. No solemos tener soluciones a estas situaciones debido a que no pensamos que sea problema nuestro. Pero la realidad es bien distinta. Y es que conviene plantearnos las cosas de una manera diferente. ¿Y si pudiésemos, por nosotros y nosotras mismas, resolver este problema? ¿Cuál es el medio ideal para conseguirlo?

Estas preguntas tienen una solución mucho más sencilla de lo que parece. La palabra clave puede ser cualquiera de las dos siguientes: limpieza y organización. Dos aspectos que resultan importantes para conseguir que haya orden y que podamos tener la cabeza amueblada ante situaciones en las que son tantos los datos que tenemos que procesar que es muy agotador y estresante hacerlo. Mucha gente todavía no concibe lo importantes que pueden llegar a ser estos dos ámbitos. Pero lo cierto es que marcan la diferencia de un modo extraordinario.

El portal web Salud 180 hizo referencia en uno de sus artículos a por qué es tan necesario mantener un orden tanto en lo relativo a nuestro hogar como en el entorno de trabajo. La respuesta es tajante: disponer de un entorno limpio tranquiliza y relaja, haciendo posible que las situaciones de agobio y estrés se reduzcan y que el trabajo sea mucho mejor. Por otra parte, esto motiva, algo que hasta ahora muy poca gente conocía pero que es una realidad como la vida misma. Y motivar es uno de los asuntos que más importantes son dentro de cualquier organización.

El portal web Madrid Diario, por su parte, publicó un artículo en el que hace especial hincapié en que la limpieza, especialmente en la  que se refiere al lugar de trabajo, hace nuestra forma de relacionarnos con los demás muy diferente, principalmente debido a que un sitio desordenado ejerce una influencia psíquica que nada tiene que ver a la que ofrece un lugar que está limpio, que está ordenado y en el que las condiciones de trabajo son, en efecto, mucho mejores. Las dos cosas no tienen absolutamente nada que ver.

Parece ser que no son pocas las empresas que han comprendido en los últimos tiempos que la limpieza es un factor elemental a la hora de motivar y de mantener alta la moral de sus trabajadores. Así nos lo han comentado desde Limpiezas Velasco, a quienes una gran cantidad de negocios ha acudido de un tiempo a esta parte solicitando sus servicios. Al contrario de lo que ocurre con una gran cantidad de servicios, aquí sí podemos saber el resultados de la contratación de este servicio: sin lugar a ninguna duda, éste va a ser positivo.

Una cuestión que también es de higiene

Es evidente que en muchas empresas la contratación de este tipo de servicios no tiene nada que ver con la intención de mejorar la calidad de su trabajo y el entorno en el que se desarrolla. Que muchas empresas contraten empresas de limpieza está relacionado, en ocasiones, con que tengan la necesidad de prevenir cualquier tipo de inspección del Ministerio de Sanidad, algo que podría ser sinónimo de que les cayera una multa considerable si los resultados no fuesen los ideales. Una multa que podría acabar con todos sus proyectos.

La que está claro es que, de cara al futuro, tienen que producirse más avances en el número de empresas que decidan realizar una apuesta firme por todo lo que a la limpieza se refiere. No supone un gasto muy grande y, además, permite que las entidades puedan respirar tranquilas ante cualquier amenaza en forma de inspección que pueda llegar desde el exterior. Los trabajadores y trabajadoras tendrán de esta manera un entorno en el que podrán emplear todo su potencial y contribuir a que la empresa obtenga unos resultados extraordinarios en todas las facetas.