Las ventajas de contar con una asesoría

Las ventajas de contar con una asesoría

Cuando decides emprender y montar una empresa, no se te puede olvidar contar con una asesoría, ya sea para cuestiones laborales, económicas o jurídicas, la presencia de una asesoría es imprescindible. A continuación te vamos a contar qué ventajas tiene y por qué tienes que contar con una en el momento que te constituyes como sociedad.

Los servicios que brinda abarcan un amplio abanico de prestaciones, ya sea los más sencillos y conocidos como la gestión de altas y bajas de empleados en el régimen de la Seguridad Social, los trámites relativos a la confección de contratos de trabajo y a los salarios de los trabajadores, informes y listados de información relativa al personal o a cuestiones laborales, a la cotización, tipos impositivos y cuotas del IRPF, y un largo etcétera de trámites.

Asesoría Contable

Te llevará la contabilidad, y creo que con eso está todo dicho. Bastante tienes con preocuparte de vender paraguas, por ejemplo, cómo también para hacerlo de cómo van las facturas. Por eso, una asesoría realizará la recepción, ordenación y verificación de todos los documentos aportados por la empresa. Elaboración de los asientos y movimientos contables, de acuerdo al Plan General Contable (PCG), que está claro que de eso no vas a saber mucho.

La asesoría contable se encargará de elaborar los siguientes asientos para un adecuado cierre contable como las regularizaciones, amortizaciones, provisiones y contabilización del Impuesto de Sociedades.

Cada año se deben presentar los libros de la contabilidad que se ha confeccionado previamente mediante los asientos de contabilidad. Cada apunte bancario debe llevar un asiento. Y cada factura de compra y factura de venta otro asiento. Por lo tanto, podríamos decir, que hay que llevar un registro de las compras, un registro de las ventas y otro registro para apuntes de tesorería y o bancos. En el programa informático de la asesoría contable Martin Laucirica existe otro libro llamado estándar para aquellos otros asientos que no es ninguno de los tres anteriores. A modo de ejemplo, podría ser la contabilización de las nóminas. Los libros obligatorios de contabilidad serán presentados en el Organismo competente para su Legalización. ¿Cómo te quedas? La verdad es que la cuestión económica es de las más complicadas.

Una vez cerrada la contabilidad, se confeccionarán las Cuentas Anuales que la Sociedad está obligada a presentar ante el Registro Mercantil que proceda, para su registro y publicación.

Las Cuentas Anuales serán presentadas al Registro Mercantil que proceda según requisitos establecidos en forma y plazo.

Asesoría jurídica

Son todos los aspectos relacionados con temas jurídicos. Se pueden incluir los despidos de empleados, y por ello, acudir a los Actos de Conciliación en representación de la empresa. Celebración de los Juicios. Pactos extrajudiciales entre ambas partes. Revisión de nóminas y finiquitos. Consultas en materia de derechos y obligaciones de los trabajadores y de la empresa.

Asesoría fiscal

Temas también complicados, porque la ley fiscal es todo un entramado. Teniendo como base la información existente en la Contabilidad Oficial  la asesoría fiscal realizará los ajustes extracontables necesarios, para la realización del Impuesto de Sociedades; así como el estudio pormenorizado de todas las desgravaciones, particularidades y beneficios que sean aplicables según la legislación vigente en la presentación de dicho impuesto.

También un análisis y estudio globalizado de la Empresa, para la aplicación de deducciones y beneficios fiscales previstos en la legislación vigente, buscando minimizar el coste fiscal. Y por supuesto, una atención permanente por parte de los expertos de nuestra asesoría fiscal, sobre todo tipo de cuestiones que pueda plantear la Sociedad sobre sus obligaciones tributarias y así mismo de aquellas novedades que puedan afectarla.

Asesoría laboral

La confección de los recibos de salarios, la subsiguiente liquidación de las cuotas a la Seguridad Social, así como la declaración e ingreso de retenciones por IRPF suponen un conjunto de operaciones laboriosas y fundamentales en cualquier departamento de gestión de personal. Preparación y presentación de los contratos vía telemática de los trabajadores ante el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal).

Está claro que todas estas cuestiones son complejas y demasiadas para que una persona las pueda llevar. Por este motivo lo mejor es dejarlo en manos de profesionales y que sean ellos los que gestionen todo, mientras, tú a lo tuyo.