La sostenibilidad en el packaging

La sostenibilidad en el packaging

La sostenibilidad en el packaging es fundamental, máxime en un momento en el cual temas como la ecología o el respeto por el medio ambiente es un tema que preocupa mucho a la sociedad actual.

Existen sectores como el del embalaje y los envases que han visto como la sociedad, por su toma de conciencia y sabedora de los residuos que también generan ha tenido que ponerse las pilas.

Unos datos que merece la pena conocer

Se han producido estos años estudios en universidades americanas que evidenciaban que desde los años 50 el ser humano ha llegado a producir plástico a grandes escalas llegando a generar más de 8.000 millones de toneladas en este material.  De estos solo algo más del 20% se ha reciclado. Lo demás acababa depositándose en vertederos o en la naturaleza.

Son datos de enorme gravedad, máxime cuando buena parte de los residuos plásticos en muchos casos terminen en el mar, donde los animales marinos los ingieren, sucediendo que a veces les causan la muerte y en otras, terminan en nuestra propia cadena alimentaria.

Si los seres humanos utilizásemos más la lógica en nuestra manera de comportarnos y pensásemos en lo importante que es el packaging y en cómo puede afectar a las decisiones de compra, seguramente se cambiarían muchas costumbres de consumo.

Si seguimos con las mismas costumbres, lo que sucederá es que se acabarán los recursos naturales en menos de un siglo. Hablamos de unos datos que son preocupantes y que dicen que cada persona en el mundo industrializado puede llegar a generar en un solo años del orden de 200 kg en residuos en envases, lo que deja claro que la producción, usado y luego deshacerse de estos materiales no es para nada sostenible y está alejado de toda eficiencia.

Conociendo más sobre el papel

A diferencia de lo que ocurre con los plásticos, el papel es proveniente de la madera, siendo un material totalmente orgánico que se descompone y asimila y que no afecta de manera negativa al medio ambiente. Todo esto hace que sea importante la recuperación como alternativa a la utilización del plástico en toda clase de embalajes, puesto que hablamos de un material que es ecológico, biodegradable y sostenible.

El packaging sostenible, un aliado ecológico

Históricamente, siempre se ha pensado que la utilización del papel era el principal causante de que la superficie forestal se fuera reduciendo en nuestro planeta. El caso es que la utilización de esta clase de material en la producción de embalajes no ocasiona que aumente la tala de árboles en cuestión.

En nuestro país, el papel que se consume y también en la mayoría de los países, cuenta con un origen en plantaciones controladas.

En los últimos años, la mayoría de la madera que se utilizó a la hora de fabricar papel se cultivó en plantaciones de origen local, básicamente eucaliptos y pinos. Una madera que en más de un 50% tiene la debida certificación.

Si vamos más allá del propio origen de la celulosa, hay que tener claro que la industria papelera debe concienciarse de los efectos que derivan de las plantaciones que son gestionadas de una manera sostenible.

La totalidad de todos estos datos, si los sumamos a que el papel tiene un ciclo de vida de lo más extenso, pues se puede reciclar de forma sencilla para reutilizarse después en muchos productos, lo que hacen que este material sea una opción de packaging sostenible.

Desde Zoloplast, empresa especializada en el sector del plástico, creen que se están dando grandes pasos en los últimos años, tanto en su sector como en el de la madera. Creen que hay que reducir de manera importante todo el impacto negativo que tiene la industria y la utilización de manera indiscriminada de los recursos naturales.

El uso de materiales sostenibles como es el papel es una alternativa a nivel ecológico con el que también se pueden empaquetar y realizar el envío de los productos, opción que además también dispone de los más elevados estándares de calidad en los productos, procesos de elaboración y de empaquetado, con lo que el impacto ambiental es mucho menor.

Esperemos que todos estos esfuerzos, unidos a la mayor concienciación por parte de autoridades e industrias productoras continúen creciendo, para así poder ir mejorando unos números que hagan que nuestro planeta vuelva a tener unos índices de salubridad mayor y no se deteriore más.

Así que ya sabéis la sostenibilidad en el mundo del empaquetado y embalaje ya es una realidad y conviene apostar por esta vía, pues todos salimos ganando con ello, ¿no?