La información, ese activo de valor incalculable

La información, ese activo de valor incalculable

En algunas ocasiones hemos hablado de lo difícil y engorroso que puede llegar a ser emprender y comenzar a darle forma a un negocio. Esta es una de las labores más arduas a las que se tiene que enfrentar un empresario. Y es que los inicios siempre son complicados, como suele decirse. Sobre todo porque son muchas las cuestiones que hay que gestionar y porque son momentos en los que existen muchos gastos y ningún beneficio. Por eso es importante que sepamos de antemano si ese negocio en el que nos estamos metiendo es rentable.

Desde luego, es evidente que ese último punto es imprescindible. La información es un requisito fundamental a la hora de emprender y, sin ella, es imposible que cualquier actividad que tratemos de desarrollar salga bien. No cabe la menor duda de que este es el principal asunto a evitar por parte de los nuevos emprendedores. Y es que en la sociedad en la que vivimos, que ha recibido un duro varapalo a causa de la crisis económica, se ha hecho más importante que nunca tener cuidado con los sectores y los lugares en los que uno o una se mete.

El portal web Entresocios comentaba en uno de sus artículos la importancia de estar bien informado antes de emprender. Para ello hace referencia a una de las cuestiones que comentaban Davenport y Prusak, que diferencian el proceso de información entre dato, información y conocimiento. El primero es el material bruto del que se dispone, el segundo hace referencia a los sucesos o las tendencias que tienen lugar a causa de esos datos y el conocimiento es, finalmente, saber perfectamente qué es lo que ocurre en cada uno de esos procesos.

Disponer de datos, de información y de conocimiento es fundamental para cualquier tipo de empresa, se encuentre en el sector que se encuentre. Y más si cabe si esta empresa está constituyéndose en el momento actual. Disponer de información es imprescindible y eso es lo que están intentando hacer cada vez más entidades, en función de lo que nos han contado en las últimas semanas desde una entidad como Camerdata, especialista en proveer de este tipo de información a sus clientes.

Los resultados no se hacen esperar

Los datos que se desprenden del proceso de búsqueda de información reflejan más que nunca el hecho de que este modelo de actuación es el ideal. Lo decimos porque, según nos han comentado los mismos profesionales de Camerdata, la mayoría de empresas que se están constituyendo y que tratan de informarse de una manera bastante importante terminan obteniendo unos resultados que para nada son despreciables. Y es que, hoy más que nunca, la información es poder. Y así está empezando a ser concebida.

No olvidarse de la información interna, crucial

Hay diferentes tipos de información en lo que tiene que ver con la empresa. Hemos visto los resultados que se desprenden de esa información que tenemos a nivel externo y que va a condicionar la actuación de nuestra entidad. Pero, por otra parte, se encuentra una información interna que también tiene una gran importancia a la hora de hacer posible que todos los empleados sepan cuál es la dirección que tienen que tomar y en qué aspectos están trabajando los demás departamentos de la entidad.

Esto también tiene una incidencia muy importante en lo relativo a la eficacia y eficiencia de todas y cada una de las personas que forman parte de nuestra entidad. Y es que, si todos y todas sabemos lo que está ocurriendo dentro de nuestra empresa, tendremos una mayor capacidad para saber qué es lo que más nos conviene a nivel corporativo. Y eso no tiene precio. Es una manera sencilla y barata de mejorar nuestras prestaciones tanto como empresa como personas individuales.

A día de hoy, es más fácil que nunca sacarle partido a toda la información que podemos recabar. Existen miles de bases de datos y maneras de procesar todo lo que esas bases de datos nos pueden proporcionar. Por eso es importante que trabajemos en sacar el máximo partido de esa información. Porque gracias a ella conseguiremos descubrir nuevas maneras de organizarnos, nuevas tendencias y nuevas formas de ganar más dinero e influencia.