La imagen personal es importante

La imagen personal es importante

Dice el conocido refrán popular que “una imagen vale más que mil palabras” y es que la imagen lo dice todo, puede agradarnos o hacerla aborrecer, puede causarnos un gran impacto, puede ser sugerente, agresiva, dulce, sugerente, inspiradora… Una imagen se procesa unas 600 veces más rápido que, por ejemplo, la lectura de un texto, del mismo modo que lo que recordamos visualmente es un 80 % de lo que vemos frente al 20 % de lo que recordamos cuando leemos, y es que la imagen es comunicación.

Este aspecto llevado al tema personal influye en la forma en que nos vestimos, nos peinamos, nos arreglamos… dado que esto dice mucho de nosotros mismos y transmite muchas cosas a las personas con las que nos relacionamos. El primer impacto visual al conocer a una persona le otorga al interlocutor la suficiente información para que pueda llegar a provocar un impulso de empatía, acercamiento y comodidad. Así pues, debemos tener siempre presente que una buena imagen personal transmite credibilidad, calidad, confianza y seguridad.

Por todo ello en las profesiones que exigen un trato directo con el público es cada vez más importante trabajar y cuidar nuestra imagen personal para, por un lado, mejorar nuestra autoestima y, por otro lado, lograr alcanzar el éxito en la vida. Tanto es así que para ello podremos realizar alguno de los siguientes tratamientos:

  • Cirugía de párpados o blefaroplastia. Esta técnica permite eliminar el exceso de piel en los párpados superiores que provocan en la mirada un aspecto cansado, envejecido, de pesadez…, devolviendo a la mirada un aspecto juvenil y natural.
  • Carillas dentales. Es actualmente uno de los tratamientos estéticos más demandados en las clínicas dentales, ya que una sonrisa cálida, cuidada y perfecta aporta un magnetismo especial a la persona que la luce, mejorando el aspecto general de los dientes de una forma indolora, muy rápida y eficaz. En este sentido, si vosotros queréis sumaros a esta tendencia, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con la Clínica dental Dr. Vicente Ferrer, puesto que, además de en otras actuaciones bucodentales, ellos están especializados en las carillas, algo que, sin duda alguna, supone una buena oportunidad para hacerse un tratamiento poniéndose en unas de las manos más expertas del país en la materia.
  • Lifting facial. El objetivo de esta técnica es combatir el envejecimiento facial eliminando las arrugas más profundas de cara y cuello, los surcos y pliegues de labios, mentón, frente y/o cuello, elevar las cejas caídas, suavizar las conocidas patas de gallo o papada, etc.
  • Eliminación de manchas dérmicas. El peeling facial es una gran arma contra las manchas de la piel y el acné. El peeling es un proceso de exfoliación de la piel que consiste en eliminar las células muertas de las capas superficiales de la piel, las cuales contienen melanina que provocan que se vean manchas en la piel, originando por tanto un proceso de renovación dérmica.
  • Lifting corporal. Bajo esta denominación tan genérica se agrupan un conjunto de técnicas destinadas a tratar los contornos corporales tensándolos. La vida sedentaria, falta de ejercicio, una pérdida rápida de peso, etc. hacen que la piel pierda elasticidad, se acumule grasa localizada, presente arrugas, etc.
  • Esta técnica está indicada para tratar la obesidad localizada y la flacidez, mediante la aplicación de microinyecciones con sustancias homeopáticas, a través de la piel, en la zona del cuerpo que se desea tratar.
  • Trasplante capilar. Consiste en la retirada de pelo en zonas más pobladas del cuero cabelludo como pueden ser la nuca o los laterales para implantarlas en otra zona más despoblada, generalmente la zona superior de la cabeza. Al tratarse de cabellos de la propia persona no existe la posibilidad de exista rechazo, con lo que los cabellos trasplantados convivirán con los ya presentes.

¿Qué habilidades debe tener alguien que trabaja de cara al público?

Las personas que trabajen en contacto directo con el público o en departamentos de atención al cliente, deberán contar o adquirir una serie de habilidades que serán especialmente valoradas en su puesto de trabajo, como pueden ser:

  • Saber escuchar. Es la primera regla de toda conversación, y es a la vez un arte y una prueba de respeto hacia la otra persona.
  • Habilidades comunicativas. Saber relacionarse y ser capaz de mantener una conversación fluida, ya sea de forma transversal o de abajo hacia arriba es esencial.
  • No siempre va a ser fácil ser amable, por lo que se deberá intentar, en la medida de lo posible, evitar situaciones desagradables.
  • Aceptar las críticas. La mejor forma de aceptar las críticas es escucharlas, reflexionar sobre ellas y aprender.
  • Motivación. Es el mejor secreto para alcanzar el éxito laboral, identificar nuestro objetivo laboral y trabajar dirigiendo nuestra conducta para conseguirlo, es siempre positivo.