¿Es buen momento para dar vida a una clínica dental?

¿Es buen momento para dar vida a una clínica dental?

Antes de dar comienzo a una actividad empresarial, es necesario ser consciente de si esa actividad tiene una cierta importancia en la sociedad en la que vivimos o no. Realizar un estudio de mercado previo al desempeño de cualquier tipo de inversión es una de las cuestiones más importantes, si no la que más, antes de contratar cualquier servicio, cualquier inmueble o cualquier persona. Sin este estudio previo, nos ponemos en un riesgo realmente grande y que tenemos que evitar a toda costa si queremos conservar intacto nuestro estado de salud.

En los párrafos que siguen, hablaremos de las empresas de un sector como lo es el de las clínicas dentales. No cabe la menor duda de que este es un servicio básico para muchas personas que se encuentran interesadas en mantener su buena salud dental. Pero la pregunta que cabe hacerse es la siguiente: ¿hay sitio en el mercado para abrir una clínica dental en la zona geográfica en la que tenemos previsto iniciar este negocio? ¿La gente de esta zona valora realmente tener unos dientes sanos y limpios? ¿Necesita una mejora en este asunto? De las respuestas a estas preguntas depende el futuro de esta entidad… y el de nuestra vida.

Una noticia que hemos rescatado de una publicación de El Periódico informaba de la cantidad de personas y de dientes que tienen caries en el interior de nuestras fronteras. En concreto, son más de 371 millones de dientes los que se encuentran en una situación como esta. El dato impresiona y pone de manifiesto que existe un problema en España. Teniendo esto en cuenta, quizá muchas personas interesadas en abrir una clínica dental encontraran un motivo más para sacar adelante su proyecto. Sería una razón de mucho peso a tal efecto. De eso no cabe duda.

Los niños, bastante afectados por este tema

La verdad es que este asunto es de los que más preocupan dentro de nuestro país. Una noticia que fue publicada en el portal web especializado Infosalus informaba de que son siete millones de dientes de leche los que tienen caries en el interior de nuestras fronteras. Tenemos un problema con el cuidado de nuestros dientes en España. Y es que no hay cultura sobre el cuidado de los mismos. Eso es lo que podría echar hacia atrás a miles y miles de emprendedores de la materia.

En España, prácticamente todo el mundo tiene algún problema de índole dental. Ese es uno de los grandes argumentos que sacan a colación las personas que deciden abrir una clínica dental en nuestro país. Es lo que nos han comentado desde Consejo Dentistas, una organización colegial de dentistas en el interior de nuestras fronteras y que conoce, por tanto, perfectamente cuáles son muchas de las razones por las cuales mucha gente decide permanecer en el sector o agrandarlo.

La situación en España: queda poco sitio para más clínicas

A pesar de que no existe una cultura realmente grande de cuidado dental en España, lo cierto es que en nuestro país existe una gran cantidad de clínicas dedicadas a este asunto. Tanto es así que son muchos los y las dentistas que se han tenido que marchar de este país a iniciar un proyecto empresarial en otro sitio. Y es que no queda sitio en los tiempos que corren para tantas y tantas empresas de este tipo en España. Quienes quieren empezar un proyecto en este sector lo saben y por eso se marchan.

En otra serie de países, hay menos cantidad de clínicas dentales porque la cultura acerca del cuidado de esta zona de nuestro cuerpo es mayor. La gente tiene menos problemas de este tipo y se limita a acudir al dentista para la revisión anual. Quizá ese sea el motivo por el que no haga falta tanto tejido empresarial. En España, en cambio, acudimos al dentista solo cuando tenemos problemas de gran envergadura, que requieren de más tiempo para encontrar una solución. Muchas clínicas, como consecuencia, no dan abasto y la capacidad de incidir en el mercado de una empresa de nueva creación es mucho mayor.

Creemos firmemente que, en los próximos años, se va a mantener la cantidad y la caracterización de los problemas dentales que presentan los españoles. Y eso va a generar que sean muchas las clínicas dentales que tengan que coexistir. Por tanto, ¿es idóneo arrancar un proyecto de este tipo en nuestro país? La respuesta es que puede ser que sí. No cabe la menor duda de que son muchas las personas que van a necesitar estos servicios y que van a terminar acudiendo, antes o después, a un profesional relacionado con este sector. Estos profesionales lo saben y, por tanto, tratarán de que la mayor cantidad de personas posible confíe en su experiencia y en la totalidad de sus servicios.