El sector odontológico, más grande que nunca

El sector odontológico, más grande que nunca

Nos encontramos en un momento de la Historia en el que manifestamos tener una gran preocupación casi por todos los temas que nos rodean y que, de alguna manera, pueden condicionar nuestra vida. La existencia de un entorno en el que tenemos acceso a todo tipo de información ha hecho que llegue hasta nuestros oídos todo tipo de historias y riesgos que vienen asociados a un determinado estilo de vida, alimento o producto. Y eso nos hace encender todas las alarmas en lo que tiene que ver con nuestra vida privada. No es para menos. Si la salud es lo primero, mejor será prevenir que después curar.

Una de las cuestiones por las que los españoles manifiestan tener una mayor preocupación, al menos en lo que tiene que ver con los datos que se han producido en los últimos años, es la salud dental. Es evidente que se trata de una de esas cosas que puede hacer que nuestra vida sea un poco mejor… o un poco peor. Los dientes forman parte de una de las zonas más importantes de nuestro cuerpo, la boca. Y hay que tener en cuenta todo lo que necesitamos a la hora de cuidar de nuestra salud bucal. De lo contrario, tendremos un problema de grandes dimensiones.

Teniendo todo esto en cuenta, a nadie le cabe la menor duda de que el cuidado de nuestra boca es algo que, hablando de una manera profesional, puede ser interesante desde el punto de vista empresarial. En España hay un nicho de mercado cada vez mayor en lo que tiene que ver con el cuidado de nuestros dientes y es lógico que, con esto en la mente, haya muchas personas que han intentado iniciar un proyecto empresarial en lo que tiene que ver con este sector.

Los medios de comunicación, además, nos han ofrecido la información suficiente a los ciudadanos como para meternos el miedo en el cuerpo en este sentido. Por ejemplo, una noticia que fue publicada por el portal web de la agencia de noticias Europa Press informaba de que las enfermedades bucodentales son un problema de nuestra sociedad y que hay que poner toda la carne en el asador para intentar solventar todo lo que tenga que ver con ellas. Para ello, está claro que disponer de un negocio en el que varios profesionales del sector ofrezcan estas soluciones es clave.

Hay una noticia que no por ser publicada en un medio de comunicación chileno, concretamente en El Mostrador, es menos interesante. Hablamos de una cuestión como lo es el hecho de que, si por ejemplo en ese país, el 49% de los niños y niñas de 4 años ya tiene caries, los dentistas reconozcan que están llegando tarde a la solución de este tipo de problemas. Hemos querido enlazaos esta noticia por el simple hecho de que los datos en España no son demasiado diferentes a los de Chile a pesar de que nos podamos llegar a considerar un país más desarrollado. Y se necesitan dentistas que sí lleguen a cumplir con los objetivos que, por ejemplo, en Chile no se cumplen.

El sector odontológico es uno en los que están apareciendo una gran cantidad de pequeñas y medianas empresas en los últimos años, principalmente a causa de la necesidad que existe por cuidar de la salud dental en muchas familias españolas y también a causa de la tremenda tecnología que está asociada al sector y que también necesita que haya empresas detrás para potenciar todas las herramientas de las clínicas. Los profesionales de Gabel Dental, una clínica dental de Móstoles (Madrid), nos han contado que, en función de varios estudios que han realizado en los últimos meses, han llegado a la conclusión de que hay más personas y empresas trabajando en el sector que en ningún otro momento de la Historia.

Necesidad de competir 

Lo que os acabamos de decir, como es lógico, hace que haya muchas empresas que estén preocupadas con la cantidad de competencia que tienen en lo relativo a su actividad. Pero hay que tener en cuenta una cosa: en España, ahora, hay un nicho de mercado mayor para todo lo que tiene que ver con los dientes porque la concienciación de la gente en lo que respecta a todo tipo de problemas bucodentales es mayor y ha descendido el miedo a acudir hasta estas clínicas a causa también del descenso en el precio de sus tratamientos.

Es evidente que apostar por las nuevas tecnologías y el marketing digital es una manera de hacer posible que podamos competir con todas las garantías. El problema de tener tanta competencia sobre todo se acrecienta cuando dejamos de invertir lo suficiente en este tipo de partidas, ganándonos la partida todas las empresas de nuestro sector si ellas sí que deciden continuar con este tipo de asuntos. Así que no es momento para que las empresas del sector se asusten. Todo lo contrario. Es el mejor momento en la Historia para dedicarse a esta labor.