Colores para una empresa

Colores para una empresa

El color de una pared puede decidir la voluntad de un cliente. ¿No lo crees? Es tan fácil como pensar en la cromoterapia. Todos los colores guardan su misterio. Tanto, que son utilizados para sanar y complementar tratamientos médicos. Esta terapia recibe el nombre de cromoterapia y es muy usado en el mundo de la salud y la psicología, pero también en el empresarial como te vamos a demostrar ahora.

El color influye en las emociones y en el comportamiento que tenemos los seres humano. Si deseas aumentar la productividad de tus trabajadores, o alentar a los compradores a gastar dinero, tienes que conocer los conceptos básicos de los colores. Un ejemplo para que vayas entrando en calor, si vas a montar una clínica dental, por favor, no uses para tus paredes el color rojo. Si tus pacientes van con miedo, acabarán saliendo por piernas.

Cálidos y fríos

Y es que, aunque parezca raro, el color de una pared puede cambiar la forma en que una persona percibe todo. Ponte en situación, los colores cálidos, como el naranja, rojo y amarillo pueden hacer sentir que la temperatura de la habitación parezca más cálida. Por eso siempre las temperaturas altas se representan con colores como el rojo o naranja. Por el contrario, los colores fríos, como el azul, verde y el púrpura luminoso hacen pensar que la temperatura es más fría. El ejemplo más claro lo tenemos en la ducha de casa, el agua caliente siempre se asocia con el botón rojo, mientras que el frío con el azul. ¿Verdad?

Pues en los negocios ocurre lo mismo. Si vives en un lugar frío, pintar de un color cálido la entrada a tu local puede hacer que los clientes tengan la sensación de que tu establecimiento está unos cuantos grados más caliente. Así que ya comenzarás con buen pie, porque se sentirá acogido.

Te has parado a pensar alguna vez por qué los coches rojos son más caros de asegurar que los de otros colores. Pues bien claro, cuando el ser humano percibe el color rojo, sus reacciones se vuelven más rápidas y contundentes. Sin embargo, ese impulso de energía es probable que sea de corta duración y, finalmente, el rojo reduce el pensamiento analítico.

Azul

El azul suele ser el color favorito de mucha gente. ¿Por qué? Quizás pues porque nos recuerde al cielo o al mar. En mi caso cuando puse mi tienda especializada en mariscos tenía claro que este iba a ser mi color, sobre todo por identificarlo con el agua marina. Me hice con el catálogo de colores de la fábrica DeColor y seleccioné el azul más adecuado.  Además, solicité a una empresa profesional que me hiciera un estuco en la pared. Puse un revestimiento decorativo para la obtención de efectos imitativos al mármol, obteniendo un tacto liso y frío con aguas y veteados similares al mármol. Algo que también lo considero muy del mar.

Evita pintar espacios públicos en amarillo porque la mayoría de la gente no es fan de ese color. No sabemos si tendrá algo que ver con la famosa superstición de los actores. Algo que viene de que Moliere murió en el escenario completamente vestido de ese color durante una actuación.

Blanco

Del blanco siempre decimos que es un básico. Pero en ocasiones denota aburrimiento. Una persona que compra en una tienda monocromática puede distraerse del producto que tiene en la mano cuando su mente comienza a vagar por la falta de estimulación. Hay que darle algo más al cliente para que su mente, nunca mejor dicho, no se quede en blanco.

La gente asocia el color naranja con una buena relación calidad-precio. Hay muchas empresas que usan este color si te das cuenta.

Rosa

El color rosa siempre lo asociamos a tranquilidad. De ahí que por ejemplo el lazo rosa de la lucha contra el cáncer de mama es de este tipo. Representa la calma durante ese periodo de tiempo, a menudo sucede que suelen permanecer en ese estado de calma. Este podría ser un estupendo color para los abogados que llevan a cabo mediaciones o en una sala de juntas donde las conversaciones pueden subir de tono.

Después de ver todo esto, reflexiona antes de pintar tu espacio sobre qué deseas que la gente sienta y cómo te gustaría que actuara. Ahora bien lo que tienes que tener en cuenta es que, sea el color que sea, lo importante es contratar a una empresa en condiciones.