Cómo amueblar una habitación juvenil pequeña

Cómo amueblar una habitación juvenil pequeña

Los tiempos han cambiado mucho y los padres se preocupan mucho de la forma de amueblar las habitaciones de sus hijos. No solo por ellos sino también por los propios adolescentes que quieren disfrutar de su espacio. Para habitaciones más o menos amplias hay ejemplos de muebles juveniles en Círculo Muebles con algunos sistemas muy ingeniosos para ganar aún más espacio, pero cuando el dormitorio es reducido las soluciones son más limitadas.

Libros, CDs, ordenador, portátil, televisión, y un sinfín de objetos que nuestros hijos no pueden vivir sin ellos. Cada vez están más obsesionados con las nuevas tecnologías. Pero todo tiene que estar ordenado. Te vamos a presentar diferentes formas de amueblar habitaciones para adolescentes, cada una de ellas combinando dos colores diferentes, con varias disposiciones de cama, escritorio, estanterías y armario.

  • A la hora de elegir el color: el blanco tiene que ser un fijo. Con toda seguridad conseguiremos agrandar visualmente el espacio, pero puede resultar demasiado plano. Puedes aplicarlo como color base y predominante y después jugar con tonos pastel para los detalles de la decoración o los muebles. Si tu hijo te dice que lo ve aburrido, puedes elegir algún accesorio, mueble o complemento que destaque.
  • Al igual que pasa con las paredes, elegir un tipo de suelo que se integre con el resto de la habitación es decisivo. Lo mejor es buscar en tonos suaves y lisos. Una buena idea son los laminados que tienen innumerables modelos, dan una visión de calidez y confort.
  • Los accesorios de decoración son importantes para dar alegría al ambiente pero también confort, por ello, una buena idea es no abusar de objetos poco útiles, elegir un único color o estilo para que armonicen y no recarguen el ambiente. Hay que tener cuidado porque los jóvenes son muy dados a acumular objetos sin sentido.
  • Aunque parezca que no, la alfombra juega un papel importante. Puede hacer que visualmente el espacio se reduzca por quitar uniformidad pero en muchos casos quizás sean interesantes pues delimitan o dividen distintos espacios y de ese modo podrían favorecernos en la decoración de una habitación pequeña. Además son objetos consiguen que el ambiente sea más acogedor y agradable y pueden darte la opción de poner el toque de color. Eso sí, piensa que la alfombra muchas veces es un recogedor de porquería, así que tendrás que tener bien enseñado a tu hijo.
  • Por último, todos conocemos el juego que dan los espejos. Pues en este caso también, porque cumplen perfectamente y ahora está muy de moda los vinilos con dibujos o motivos que dan profundidad, dando la sensación de que el plano donde los colocamos no es plano sino que tiene profundidad. Una buena elección.

El espacio es fundamental

Ya ves que las múltiples faenas que aportan los muebles juveniles diseñados para los espacios pequeños. Nos permiten conseguir disfrutar de todo lo necesario, algo que con los muebles convencionales sería imposible.

Como has podido comprobar, el espacio es fundamental, ya sea para un niño más pequeño cuando damos más importancia a la zona de juego, o adolescentes en este caso le tendremos que dar más importancia a la zona de estudio, estanterías, cajoneras ect.. Por eso lo mejor es ponerse en manos de profesionales, y por supuesto, tener en cuenta el pensamiento del adolescente.