De nada sirve tener un alquiler barato y ofrecer un producto innovador de alta calidad pero tu oficina está ubicada en un lugar por el que no pasa mucha gente y no se encuentra tu target de público objetivo. Por esta razón te vamos a dar una serie de consejos que debes tener en cuenta y darles prioridad a la hora de elegir local para una oficina o negocio.

  • Negocios de la competencia

Sin duda, este es el primer aspecto que debes tener en cuenta a la hora de saber cuál es la mejor opción para elegir una buena ubicación para tu negocio.

Lo mejor es ubicarse en una zona donde la propuesta de negocio sea única y exclusiva para el público que transita por los alrededores y no tengan más donde elegir. No obstante, estar rodeado de negocios de la competencia no siempre es algo malo ya que como se suele decir, “si no puedes con tu enemigo, únete a él”. En ciertas ocasiones se debe considerar la oportunidad de aprovechar cuando los clientes acuden a los otros negocios de la competencia. Porque si estás cerca y ofreces algo mejor o más barato puede que acudan a ti.

  • Visibilidad del negocio

Cuanto más fácil y rápido sea localizar tu negocio, más posibilidades tendrás de que los consumidores entren al establecimiento.

“Por normal general, los locales que hacen esquina acostumbran a tener una mayor visibilidad ya que suelen ser los primeros que se ven al pasar por la zona. Por lo contrario, los que están situados en las zonas con más saturación de gente pasan más desapercibidos”, explican desde Illacondal, agencia inmobiliaria de lujo en Menorca.

  • Afluencia de público en la zona

Cuando más tráfico de personas transite por la zona más opciones habrá de qué visiten tu negocio. Por lo tanto, debes situarte en zonas concurridas donde haya gran afluencia de público como pueden ser las calles más comerciales de tu ciudad.

No pasa nada si se encuentra en plena calle o forma parte de un centro comercial, lo importante es que este en una zona por la que los posibles compradores pasen con frecuencia.

  • Cercanía con los proveedores

Si tu negocio depende de unos proveedores que te facilitan toda la materia prima que vendes en tu establecimiento, es muy importante tener en cuenta la cercanía de una zona de carga y descarga para así, tener mejor acceso y facilidad con las recepciones de mercancía.

Si por el contrario esta zona está más lejos, los proveedores, seguramente te subirán los precios del transporte.

  • Facilidad de aparcamiento

Un aspecto súper importante que va a incrementar el grado de accesibilidad a tu negocio es la facilidad de aparcar para el cliente. Si estas ubicado en un centro comercial, esto no debería ser un problema pues disponen de un gran solar al aire libre e incluso aparcamientos subterráneos. Por lo que asegúrate de que si este no es tu caso, que tu local tenga zonas de aparcamiento cerca. Puedes también hacer ticket de aparcamiento gratis durante unas horas para clientes que consuman en tu tienda algún producto o servicio. Una vez lleguen al aparcamiento, deben enseñar el ticket de comprar y lo validarán para que el tiempo de establecimiento, mientras no haya superado lo establecido, salga a coste cero.

  • Cercanía con el transporte público

Este punto no es de los más importantes pero sí que es un extra para sumar puntos a la hora de montar tu empresa. Si el local se encuentra cerca a una parada de autobús, una estación de tren o una parada de taxis, tendrás más posibilidades de que la gente vaya a la zona y visite el local.

  • Costes de compra o alquiler

Otro de los aspectos más importantes y una de las primeras cosas que debes tener en cuenta es el coste que va a suponer alquilar o comprar el establecimiento comercial donde pondrás tu nuevo negocio.

Ten en cuenta que cuanto más cerca del centro estés, los costes se va a encarecer tanto para alquilar como para comprar. Por lo que sería importante que tuvieras distintas alternativas si no puedes hacer frente a estos altos costes.

  • Licencias y normativas regulatorias de la ubicación

Y por último, como es lógico hay que tomar en consideración las normativas que se regulan en la zona donde vas a instalar tu negocio. Fija unos horarios de apertura acordes a los que se realicen en la zona, mira que días son los festivos locales. Si por ejemplo, tu negocio va a ser un restaurante o un bar, estudia la legislación sobre las terrazas para saber si puedes colocar una al montar un negocio, de cuentos metro y el número de mesas y sillas permitidas.

Deja una respuesta