Turismo por Londres: todos los secretos

Londres, destino favorito

Londres sigue siendo el destino favorito para los españoles. Una ciudad cosmopolita y con mucho que ver y sentir. Si viajas a la capital de Inglaterra lo mejor es que pongas en funcionamiento tus cinco sentidos porque es un lugar para ver, oír, degustar, oler y sentir. Yo ha he ido cinco veces  y la verdad es que en cada viaje siempre hay algo por descubrir. A continuación te cuento varios secretos y detalles que puedes poner en marcha si decides viajar a Londres, o como dirían ellos, London.

  • La visita a Buckingham Palace es obligada. Pero sin duda, lo mejor es hacerlo sabiendo que está la reina presente. ¿Y cómo se sabe? Pues muy fácil. Si la reina está en palacio ondea la bandera real, si no está, la de Reino Unido, la famosa Unión Jack. Aunque lo más probable es que no salga a recibir, habrá que conformarse con ver otra cosa que es tradición, el cambio de guardia, durante el mes de diciembre, que es cuando viajé yo, se celebra los días pares a las 11.30 horas.
  • Trafalgar Square, con la estatua de Nelsol en el centro, es otro lugar ideal para visitar. Lo más llamativo es que hay un gallo azul eléctrico en uno de los cuatro pedestales. ¿Por qué? Pues se trata de una obra de arte diseñada por la artista alemana Katharina Fritsch en fibra de vidrio, que durante un año y medio ocupará la cuarta peana de la plaza, que se empezó a construir en 1841 y sobre la que se iba a colocar una estatua ecuestre, pero debido a la falta de presupuesto la estatua nunca se llegó a terminar y nunca se colocó.
  • Visita al parlamento. Si lo que quieres es empaparte de democracia y sabe cómo funciona la la democracia británica puede pasarse por el Palacio de Westminster y asistir a una de las sesiones de la Cámara de los Comunes de lunes a jueves de forma gratuita. Lo que se suele hacer en España durante el 6 de diciembre, día de la Constitución, aquí es todas las semanas. En la tribuna y tras una mampara de cristal se pueden seguir los debates de conservadores y liberales en vivo y en directo y sus populares abucheos. Ahora bien, olvídate de entrar con móvil o cámaras de fotos porque están prohibidas. Tendrá que agudizar tu vista para luego contarlo.
  • La Torre de Londres, a los pies del río Támesis, tiene unos visitantes un poco extraños. Unos cuervos que siempre revolotean este castillo que dicen es el que cuenta con más fantasmas del mundo. Dice la leyenda que el día que los cuervos abandonen la Torre, el reino se desmoronará. Pero por si acaso, se les corta un trozo de ala para que no se alejen demasiado del edificio y se les mima con todo tipo de caprichos. Y es que no está la cosa para que desmorone todo. Es una de las visitas que más me impactó, sobre todo cuando me dijeron que cuidar de estos pájaros, cuesta más de 4000 euros al año.
  • Si eres un poco friky, yo lo soy, te recomiendo una visita al pub donde solía ir el mismísimo Jack el destripador. Se llama el pub Ten Bells y la verdad es que dicen que poco ha cambiado desde 1888. La última víctima del asesino en serio más famoso, disfrutaba de una pinta en este pub la noche en que fue asesinada. Allí puede admirarse una pintura que muestra cómo era el barrio en el siglo XIX, el escenario del famoso criminal de la era victoriana. Eso sí, en ningún momento me relajé.

La verdad es que me encanta viajar a Londres, y además cada vez voy dominando más el idioma gracias a un curso de inglés que realicé en la misma capital gracias a la empresa European Idiomas. Fue una de las inversiones de futuro mejor realizadas.

 

Deja un comentario