La imagen es fundamental en un puesto de responsabilidad

La imagen es fundamental en un puesto de responsabilidad

La imagen y el aspecto son muy importantes en cualquier trabajo, hay que dar buena impresión. Pero especialmente en un puesto de responsabilidad, ya que estas personas representan a la compañía directamente con clientes importantes o proveedores. 

La imagen no solo es la ropa, son muchas más cosas como la higiene, el olor, el peinado, la manera de sentarse, de hablar o el maquillaje, en el caso de las mujeres. Todas estas cuestiones comunican de manera indirecta e influyen en la imagen que se da a terceros. 

Y debido a la importancia de la imagen para un trabajador, especialmente en los puestos de responsabilidad, en este artículo hemos seleccionado los consejos más efectivos que harán que nunca falles con tu imagen. 

Trucos para mejorar la imagen 

Como hemos dicho es muy importante tener buena imagen y para no fallar nunca os vamos a dar algunos trucos que podéis utilizar y son muy sencillos de seguir. 

• Ten siempre en el coche o en la oficina una colonia o desodorante

El olor es una de las cosas que más percibimos en un primer contacto. Y cualquier persona debería oler bien siempre para dar una buena impresión. Pero si tienes un puesto de responsabilidad o eres comercial de una empresa todavía deberías cuidar más este aspecto. Así que un truco para nunca oler mal es a parte de cuidar la higiene, es tener una colonia y desodorante en la oficina y también en el coche. 

A veces sudar es inevitable y puede que cuando menos lo desees tengas que hacer una vista a un cliente o tener una reunión importante.

Por lo que no estaría de más tener estos productos a mano para utilizarlos en caso de emergencia o para usarlos si aprecias que hueles mal.

· Lleva chicles en el bolsillo 

Sí, el mal aliento también puede dar una mala impresión. Y para solucionarlo rápidamente un truco es masticar chicle. Así que por si acaso ten un paquete de chicles en tu despacho o lleva siempre contigo unos cuantos para evitar que el mal aliento te juegue una mala pasada y des una mala imagen a clientes importantes.

· Cuida tu sonrisa 

La sonrisa es otro aspecto que influye en gran medida en la imagen. Una sonrisa fea, sucia o descuidada transmite muy mala imagen, ya que indica que esa persona no cuida suficiente su higiene o da importancia a su aspecto. Y esto es negativo por muchas razones y más en el plano de los negocios. 

Es por ello muy recomendable tener siempre una sonrisa cuidada, de vez en cuando hay que realizarse limpiezas bucales y si los dientes tienen un color amarillo o grisáceo habría que optar por un blanqueamiento dental. “El tratamiento de blanqueamiento dental permite mejorar la sonrisa ya que corrige la coloración del esmalte. Es la solución idónea cuando los dientes adquieren manchas por el paso del tiempo, el tabaco o alimentos que tiñen la dentadura como el café o el té”, explican desde la Clínica Dental Dr. Maroto y Dra. Vellón

No obstante, desde esta clínica también recomiendan que antes de poner soluciones con el tratamiento hay que intentar evitar el problema. “No hay nada para evitar las manchas en las piezas dentales como cuidar la higiene bucodental con un cuidado diario de los dientes y vigilar bien lo que se come”, recuerdan.

· Vístete en función de la cita 

Si tienes un puesto de responsabilidad en muchas compañías recomiendan siempre vestir con traje y camisa. Aunque es muy importante vestirse siempre en función de la cita. Es decir, tienes una reunión informal con un proveedor, pues puedes ser un poco más ligero con la etiqueta, mientras que si tienes por ejemplo una charla con clientes en un campo de golf deberías acudir al encuentro con la ropa adecuada. Esto es un aspecto básico pero hay que tener siempre en cuenta. Porque vestir siempre de manera formal o arreglada no significa que sea lo más adecuado.

· Transmite confianza con el lenguaje no verbal 

Decíamos que la imagen es mucho más que la ropa y la estética. En la imagen también influyen aspectos de comunicación no verbal como el tono de voz, la forma de sentarse o de dar la mano. Por lo que es verdaderamente importante transmitir confianza a clientes, proveedores, jefes o subordinados. 

Los mejores trucos de lenguaje no verbal que ayudan a transmitir confianza son los siguientes:

  • Establecer siempre contacto visual en una conversación y mirar a los interlocutores a los ojos
  • Saludar con un apretón de manos firme aporta seguridad y confianza
  • Cuando hables ten un tono de voz firme y seguro, si tu voz tiembla o es muy baja es un signo de debilidad, miedo o inseguridad y en ningún caso querrás transmitir estas sensaciones 
  • Cuida tu postura corporal, evita sentarte de manera inadecuada como subir los pies en otra silla o cruzando las piernas. También deberías tener la espalda recta, no solo para tu salud, también para mejorar la comunicación no verbal. 

· Cuida el aspecto: el peinado es esencial 

Ya hemos hablado de la ropa, el olor, el aliento, la sonrisa y el lenguaje no corporal. Por último queda el peinado, también esencial para cuidar el aspecto y transmitir una buena imagen. Intenta evitar acudir a una cita o reunión despeinado, retoca el peinado un poco antes. Puedes guardar un pequeño peine para retocar el peinado cuando sea necesario. Y en el caso de las mujeres también pueden llevar en el bolso una pinza, una horquilla o una goma de pelo por si tienen que utilizarla para poder peinarse mejor. 

Además, en el caso de las mujeres el maquillaje también dice mucho. Hay que cuidar este aspecto al máximo y si optas por maquillarte para el trabajo debes evitar que sea excesivo. El mejor maquillaje es el que no se nota casi. 

Estos consejos te ayudarán a emitir una buena imagen a terceros. Además son trucos que puedes utilizar no solo en tu vida profesional, también en tu vida personal.