La empresa y la importancia del ahorro de energía

La empresa y la importancia del ahorro de energía

Actualmente, la concienciación sobre el problema ambiental y lo necesario que es ponerse en marcha para solucionar esta situación a pasar a ser importante. No olvidemos que el consumo de electricidad ha aumentado de forma importante, por lo que hay que pensar mucho en la importancia del ahorro de energía en las empresas.

Las tres últimas décadas han terminado por triplicar el consumo de energía en el mundo, donde algunos sectores como el industrial y el eléctrico han aumentado más de un 250%.

En cuanto a la eficiencia energética, hay que aclarar que siempre es sinónimo de utilización responsable de los recursos, donde siempre hay que tener en cuenta las posibilidades que nos oferta la tecnología en la actualidad. Los beneficios son económicos, pero también para todo nuestro planeta, pues se reduce la explotación de la naturaleza.

Ahorro energético gracias a los ordenadores

Las computadoras en la actualidad son fundamentales en nuestros trabajos y podemos ahorrar bastante si se le da el uso correcto.

Algo que merece la pena saber que es que los laptops tienen un consumo bastante menor que los tradicionales equipos de sobremesa y las pantallas de tipo LCD tienen un menor gasto de energía que los clásicos monitores. Siempre hay que controlar que cuando acabe la jornada se apaguen de manera correcta los equipos.

No nos olvidemos nunca, que las bombillas que tienen nuestros equipos informáticos llevan un alto consumo que puede ser más alto que utilizar el aire acondicionado en los mees veraniegos, por lo que el stand by merece la pena recortarlo.

Como nos aseguran los expertos de Pasero.es que llevan años de actividad en el sector de la transformación eléctrica y los servicios auxiliares, merece la pena seguir algunos consejos que pueden ayudar a ahorrar mucho consumo de energía eléctrica y que exponemos a continuación y que, dependiendo del sector empresarial en el que nos encontremos, cambiarán las medidas para ahorrar energía, por lo que no se van a poder llevar a la práctica los mismos ajustes en una oficina que en una fábrica.

Entre las herramientas más importantes que pueden desarrollarse en una oficina destacamos:

  • Uso de focos de reducido consumo que ahorro del 75% de energía
  • Conexión de ordenadores a las regletas de lo9s enchufes
  • La luz se apaga en los ambientes que no se usan
  • Utiliza la luz del sol siempre que sea posible
  • Graduación del termostato a una temperatura de 20 grados en los equipos de climatización o de calefacción. No olvides que cada grado de más es un 7% más de consumo de energía
  • Apaga el ordenador al salir de la oficina cuando no lo uses
  • Siempre es mejor desconectar los aparatos eléctricos que no se usen
  • Siempre que se pueda mejor usa las energías alternativas para producir electricidad, cas de las celdas fotovoltaicas para el uso de energía solar o los generadores de energía eólica
  • Sustitución de las estufas eléctricas por las de gas
  • Limpieza de forma periódica de los focos y las lámparas, pues el polvo puede bloquear la luz
  • Pinta los techos y paredes con colores claros, para tener mejor iluminación.
  • Siempre es bueno sustituir los aparatos viejos por los nuevos, puesto que consumen una mayor cantidad de energía

Algo que es necesario saber también es ser conscientes de que el consumo de energía de la industria llega a ser responsable de un 21% de las emisiones de gases nocivos en todo el mundo. Por todo ello es necesario ser conscientes y que se pongan los medios necesarios para reducción de toda esta cuantía de cifras.

Vamos a dar un repaso:

La instalación de una batería de condensadores: un requisito imprescindible, pues se logra condensar la energía reactiva y que haya un menor importe de factura eléctrica.

El uso de la tecnología LED en las iluminaciones lo que ha hecho es permitir un ahorro de hasta un 90% en cuanto a la energía. Además de todo ello, le da una calidad mayor de iluminación, por lo que termina siendo algo bastante positiva en cuanto a la productividad.

La monitorización y análisis del consumo de energía va a permitir tener bajo control el consumo de energía de la fábrica.

Bien sea en la empresa o incluso en los hogares, está claro que la energía es un bien que merece la pena no malgastar, pues ayudamos al medio ambiente, pero también a nuestro bolsillo, por lo que economizaremos y seremos solidarios con nuestro planeta.

La conciencia respecto a esto ha aumentado y debemos felicitarnos, pero queda mucho por hacer y para ello hay que extender estos comportamientos a la mayor cantidad de gente posible.