La construcción, un negocio al alza y con margen de mejora

La construcción, un negocio al alza y con margen de mejora

Uno de los motivos por los que estalló la crisis económica en el año 2008 fue la burbuja inmobiliaria que se había generado durante los últimos tiempos en España y que terminó por hundir el sector de la construcción en este país. Fueron años complicados, en los que nuestro país llegó a tener 5 millones de parados y en los que todo el mundo se sentía inseguro en su puesto de trabajo. Desde luego, solo a base de esfuerzo hemos conseguido superar esa situación para volver a crecer en los tiempos que corren y que la actividad económica en España trate de asemejarse a la que existía antes de la crisis.

Aunque es cierto que todavía quedan cosas por hacer para recuperar todo el terreno perdido, la verdad es que el que las cosas han empezado a mejorar es una realidad. Los datos de empleo así lo aseguran y esta es la mejor de las noticias que podíamos recibir. También han mejorado las cuestiones que tienen que ver con la facturación de las empresas del sector de la construcción, que han visto de esta manera un modo de realizar nuevas inversiones y que la rueda de la economía vuelva a girar en lo que tiene que ver con su actividad.

Una noticia que fue publicada en el diario El Mercantil informaba de algunos de los datos que nos dejó el sector de la construcción en 2018 y que manifiestan ese crecimiento del que hemos venido hablando. Según esa noticia, la construcción ha crecido un 7% en el año 2018 y ha alcanzado un volumen de facturación que ha llegado a ser de 120.800 millones de euros, datos mucho más concretos y que dejan claro que lo que os hemos transmitido en los dos primeros párrafos no son, ni mucho menos, palabras vacías.

Otra noticia, en este caso publicada en el diario El País, informaba de que una de las zonas en las que más ha crecido este sector es el sur de Madrid. Y es que son muchas las regiones de España en las que esta actividad ha crecido y que han conseguido, de este modo, un respiro ante la difícil situación económica que se venía viviendo en los últimos años. Es algo que tenemos que celebrar y que, desde luego, llevábamos esperando mucho tiempo. Y las empresas dedicadas a este sector seguro que han sabido sacar partido de una cuestión como esta.

La mejora de la situación económica en España ha sido una de las claves por las que el sector de la construcción ha resurgido de sus cenizas en los últimos tiempos. Y es que son muchas las entidades que tienen relación, de una manera directa o indirecta, con este tipo de actividad. Hemos charlado hace apenas unos días con los profesionales de Eiros, una entidad dedicada a la producción de prefabricados de hormigón, útiles para un sector como del que venimos hablando, y nos han comentado que el aumento de producción de las empresas constructoras es lo que ha permitido que entidades como la suya hayan conseguido volver a tener posibilidades de crecimiento.

Cambiar el modelo de negocio es algo vital para evitar sorpresas 

Tenemos que aprender de los errores y no volver a cometer los mismos de cara a no volver a meternos en una situación como la que hemos padecido desde 2008 hasta prácticamente el año 2017. Y una de las maneras que tenemos de hacerlo es la de cambiar nuestro modelo de negocio, que no pasaba de construir edificios de obra nueva sin control. Ya son muchos los expertos que, a este respecto, han asegurado que lo más conveniente para asegurar el crecimiento del sector es la rehabilitación de edificios.

El motivo de esto es simple y pasa por ver qué es lo que necesita la gente. ¿Y qué es lo que necesitan los ciudadanos y ciudadanas españoles a día de hoy? Pues no es la creación de más viviendas. Ya tenemos muchas. El problema que hay con ellas es el precio. Lo que de verdad necesitan muchas familias son rehabilitaciones. Son muchos los edificios que se están quedando viejos en España y que necesitan no solo un lavado de cara, sino una mejora en lo que a sus facilidades se refiere.

En este sentido, tenemos mucho trabajo por delante en España. Y es que las empresas que tienen relación con la construcción tienen trabajo para años con la rehabilitación de viviendas. Desde luego, apostar por este nuevo modelo de negocio es harto rentable. Podemos preguntar en cualquier otro país de la Unión Europea para cerciorarnos de ello. Quizá este sea uno de los motivos por los que este tipo de países han salido antes de la crisis que nosotros. Es hora de adaptarnos a ellos y sacar partido de nuestras posibilidades, tal y como han hecho ellos también.