La arquitectura, un negocio a la cabeza en rentabilidad en España

La construcción ha sido uno de los grandes sectores de producción de nuestro país durante las últimas décadas. Desde mediados del siglo XX, se han levantado miles de edificios en pueblos y ciudades. Las ciudades han crecido de una manera exponencial y es que España ha cambiado muchísimo en lo que a su demografía se refiere. Este país jamás ha superado los 47 o 48 millones de personas y, ahora que esta cifra se empieza a superar en el interior de nuestras fronteras, hay que dar respuesta a las necesidades de alojamiento de todo el mundo. Por eso, la construcción sigue siendo tan importante en nuestro país.

En un enlace web que os vamos a dejar en este párrafo y que pertenece a la página de eldiario.es se hablaba del número de viviendas y edificios que se han levantado en España por cada año y en cada ciudad o pueblo. La verdad es que es a través de informaciones como esta como podemos saber y conocer la manera en la que se ha ido edificando este país con el paso de los años. Está claro que España ha invertido muchos esfuerzos en este tipo de proyectos y que eso caracteriza al país que nos ha quedado en este siglo XXI.

Según una noticia que publicó el diario El País, la venta de casas en España experimentó un crecimiento tremendo en España en el año 2021. En concreto, fue del 34’6%, una cifra que es la más alta desde que estallara la burbuja inmobiliaria en el año 2008. El número total de compraventas superó el medio millón y la verdad es que nadie tiene la menor duda de que ese es uno de los síntomas que explican que la economía española está creciendo y que hemos dejado atrás tengo esa crisis provocada por la crisis inmobiliaria como la crisis ocasionada por la pandemia de la que, por fortuna, ya estamos saliendo.

Es cierto que la manera de construir y de levantar casas ya no es la misma que teníamos hasta hace algunos años. Ahora ya no vale con construir edificios ‘normales’, sino que deben ser viviendas funcionales, modernas y que cumplan con todas y cada una de las necesidades que van a tener sus inquilinos. Desde luego, hoy en día se le da más importancia que nunca a todo lo que está relacionado con la comodidad en el hogar. Esa importancia la dan las constructoras y también las personas que se encuentran interesadas en comprar una vivienda.

España sigue levantando una buena cantidad de viviendas cada año. Y es que el sector de la construcción sigue viviendo uno de los momentos más interesantes de su historia. Los profesionales de Ezien Arquitectura nos han indicado que este sigue siendo uno de los negocios más rentables de todos y que hay una gran cantidad de personas que, después de la pandemia, tienen más claro que nunca que necesitan una vivienda que no sea al uso y que cumpla de verdad con todas sus necesidades, a pesar de que eso conlleve una inversión algo más grande.

Más empresas que nunca 

Estamos hablando de un negocio que es más complicado que nunca porque, a pesar de que la gente está decidida a gastar un poco más, existe una mayor cantidad de empresas constructoras o de arquitectura que hacen del mercado un ente más atomizado. No cabe la menor duda de que la competitividad de todas esas empresas ha crecido en los últimos años y que, ahora, las personas tienen más claro que nunca que necesitan una vivienda que cumpla con todo aquello que necesitan.

Estamos en un momento en el que hay muchas más personas dispuestas a invertir en su hogar más que nunca. Y las viviendas modernas se deben adaptar a esas necesidades. Los profesionales del mundo de la arquitectura están al tanto de todo lo que está relacionado con esto y no cabe la menor duda de que lo tienen en cuenta a la hora de planificar cómo han de ser las viviendas de ahora. Eso es lo que determina la cantidad de casas que se venden en el interior de nuestras fronteras. Cuanto más funcionales, más ventas.

No nos cabe duda de que, de cara a los próximos años, va a seguir creciendo la venta de viviendas en el interior de nuestras fronteras. Es algo lógico y más teniendo en cuenta que las casas de ahora no tienen nada que ver con las de antes. Es evidente que es precisamente eso lo que busca la gente: que su casa sea cómoda y que le permita descansar lo mejor posible durante esas horas de ocio y tranquilidad que tiene cada día. Ese es y va a seguir siendo clave a la hora de adquirir nuestro lugar de residencia.