Expertos en el tratamiento de la demencia senil

La demencia senil es un mal que afecta a un elevado porcentaje de nuestros mayores. Si bien según los estudios a partir de los 85 años casi un 50% de la población sufre enfermedades derivadas de este síndrome, a partir de los 65 años comienza a existir un riesgo importante de comenzar a padecer los primeros síntomas.

Como tal, la demencia senil no es una enfermedad, sino un conjunto de síntomas o daños en nuestro sistema cognitivo que está en relación con todas las funciones de la memoria, el habla, y la percepción. La demencia supone que nuestro sistema  empieza a fallar, lo que conlleva como consecuencia una enfermedad degenerativa de dicho sistema cognitivo. Afectando por ello a todas las áreas que dependen de él, el enfermo comenzará por incidentes puntuales y aparentemente sin importancia, que se irán agravando con el tiempo. Entre las enfermedades derivadas de este mal más destacadas encontramos sin duda el Alzheimer y entre los primeros síntomas perdidas de memoria, problemas relacionados con el lenguaje y/o el habla o con la percepción de nuestra identidad o la de ajenos.

Bien es sabido que estas enfermedades en la gran mayoría de los casos son degenerativas e incurables. Pero sí, a través de un diagnóstico precoz y los medicamentos y tratamientos adecuados, se puede lograr alargar la calidad de vida de sus enfermos en porcentajes elevados. Tal es el deterioro de sus pacientes, que ven reducidas sus posibilidades de autosuficiencia al mínimo con el paso del tiempo. En estados avanzados no se valen por si mismos ya que muchos pierden incluso la capacidad motora, o el habla por completo, lo que hace que el encargado de cuidarlos termine viendo su vida y su estado de ánimo gravemente minado, consecuencia directa de una dedicación plena a un enfermo con el que apenas puede llegar a interactuar.

Para ayudar a los familiares y sobre todo para mejorar la vida del paciente es indispensable ponerse en manos de especialistas que puedan guiarnos, y ayudarnos en este duro proceso. Una de las opciones más demandadas es la de una residencia que cuente con medios adecuados y especializados para esta enfermedad.

La residencia Benviure tras años de experiencia encargada del cuidado y el bienestar de los pacientes relacionados con este tipo de enfermedades se ha erigido como una de las especialistas en demencia senil.  El prestigioso centro, situado en Barcelona, ofrece especialistas y personal cualificado brindando la asistencia más puntera y los tratamiento más efectivos en estos males. Así disponen de un equipo multidisciplinar de más de 90 profesionales altamente cualificados, entre los que se encuentran los más prestigiosos médicos, neuropsicólogos y geriatras de la ciudad condal.

Además a todo esto, y siendo conscientes de lo duro que puede ser dejar a nuestros familiares en residencias, donde se corra el riesgo de que se vean  abandonados o extraños, la residencia Benviure pone a su servicio la calidad y las prestaciones propias de los mejores hoteles para asegurar a sus clientes una estancia cómoda y confortable. En definitiva la sensación de estar en casa.

Deja un comentario