El vino, producto estrella de la gastronomía española

El vino, producto estrella de la gastronomía española

Existen productos que, desde el punto de vista del consumo alimentario, son claves para una sociedad como lo es la española. Y eso en el interior de nuestras fronteras lo sabemos bien. Desde el punto de vista de la comida, nos podemos encontrar con figuras clave como lo son la paella, las gachas, las migas, el jamón o el queso. Pero, desde el punto de vista de la bebida, hay un elemento que destaca por encima del resto de una manera que resulta evidente: el vino. Y es que esta es nuestra bebida más típica.

Solo hace falta atender a los tipos de cultivos que tenemos en este país para darnos cuenta de ello. Buena parte de ellos son viñas, elemento que sin ninguna duda constituye una parte importante de los paisajes de muchas zonas de Erspaña, como lo pueden ser La Rioja, La Mancha y otras muchas. Y, claro, teniendo este tipo de cuestiones en cuenta, resulta también evidente que el vino es un producto con el que podemos comercializar los españoles y del que, en definitiva, podemos llegar a vivir. Son muchas las personas que han seguido estos pasos a lo largo de la Historia.

El portal web Statista publicaba, en el mes de julio del pasado 2019, un estudio relativo a la industria del vino en nuestro país. En él destacaba que, junto con países como Francia o como Italia, España es uno de los principales países productores de vino de todo el mundo, algo que ya hemos asumido como propio. Además, el estudio indica que una comunidad como Castilla La Mancha es la que más vino produce. Y es que hay zonas en las que el vino es realmente una tradición de lo más arraigada.

Otro artículo, en este caso publicado en el portal web especializado Vinetur, informaba de que España factura más que nunca en su historia por el vino que produce. En concreto, eso se debe a nuestra exportación, que alcanzó en 2018 una cifra récord al situarse cerca de los 3.000 millones de euros. La verdad es que un dato de este calibre deja claro que somos una referencia en lo que tiene que ver con un producto como este y que los empresarios españoles que se dedican a esta labor pueden estar muy orgullosos del trabajo que se viene realizando durante las últimas décadas.

Para el sector empresarial español, hay actividades que resultan clave. Una de ellas es la que tiene que ver con la producción de vino en todas y cada una de sus fases. Y es que este se ha convertido en un producto clave en nuestro país, no solo por la facturación que genera, que ya de por sí es de lo más importante, sino por la cantidad de gente a la que emplea y lo bien que deja la marca de nuestro país más allá de nuestras fronteras. Este tipo de asuntos ha sido, según profesionales como los de Bodegas Bocopa, fundamental a la hora de que mucha gente haya decidido invertir en lo que tiene que ver con la producción de vino en España.

El futuro será todavía un poco mejor

Lo mejor de todo es que el sector del vino cuenta con un margen de mejora que es realmente considerable a día de hoy. Eso es lo que está haciendo que cada vez apueste por él una cantidad mayor de emprendedores, haciendo más competitivo a nuestro vino de cara al extranjero y haciendo que este tipo de empresas puedan prestar mejores servicios y productos y ofrecer mejores puestos de trabajo para todas aquellas personas que sean susceptibles de trabajar en una de estas actividades.

No cabe la menor duda de que el vino es una de las máximas representaciones de la cultura y la gastronomía españolas. Por ese motivo, podemos afirmar que este tipo de actividades van a seguir gozando de una importancia bastante grande dentro del panorama empresarial español y que tienen uno de los mejores márgenes de mejora de todo el sector productivo que se sitúa en el interior de nuestras fronteras. Por eso, está claro que cualquier cosa que tenga que ver con el vino de este país tendrá mayores garantías de éxito que cualquier otra.

Los datos están ahí y nos sirven para reafirmar todo lo que os hemos venido contando a lo largo de este artículo. La verdad es que no hay nadie que pueda negar la importancia que tiene un producto como el vino para un país como el nuestro. El consumo de vino en España ha crecido y nuestro nivel de exportaciones vinícolas también, lo que viene a refrendar la potencia del sector en la actualidad y la necesidad que tenemos de seguir apostando y seguir promocionando productos de este tipo. Si funcionan las empresas que los producen, funcionará el conjunto de la economía española. Y esas serían las mejores noticias que podríamos recibir.