Cuando acudir al dentista es una inversión ideal para nuestro negocio

Cuando acudir al dentista es una inversión ideal para nuestro negocio

A nadie le sorprenderá que digamos que una de las cuestiones más importantes a tener en cuenta por los emprendedores a la hora de dirigir su negocio es mantener una imagen impoluta y que deje entrever confianza en todas las personas con las que se relaciona: sus propios empleados y empleadas, los proveedores, los miembros del equipo directivo… No cabe duda de que, consiguiendo esto, es mucho más fácil que las decisiones que tomamos se respeten y que se ejecuten sin que las tengamos que argumentar y discutir. Un emprendedor necesita que su equipo le siga a pies juntillas y la imagen tiene su parte de importancia en ello.

¿Y cómo es posible conseguir una buena imagen? Hay bastantes maneras de hacerlo. Ni que decir tiene que la vestimenta es uno de ellos. De hecho, para muchas personas es el principal. Para nosotros, hay algo que debe situarse por encima de las prendas que llevamos a las reuniones. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de nuestra sonrisa y de nuestra salud dental en general. Y es que una sonrisa degradada es una de las peores cartas de presentación que podemos emitir en una reunión profesional.

Una noticia publicada en la página web Comercio y Justicia aseguraba que una buena imagen personal era clave por una razón de peso: gracias a ella, se potenciaba el emprendimiento. Y es que no nos extraña en absoluto. No es lo mismo encontrarse ante alguien que ha cuidado de su imagen y que, de ese modo, se ha interesado por mejorar su presencia ante nosotros, que otra persona que ha descuidado estos aspectos y a la que, según parece, no le importa en absoluto lo que podamos llegar a pensar los demás de ella. La diferencia es realmente abismal.

Otra noticia, en este caso publicada en la página web de Domingo Delgado, indicaba que hay varios  factores clave en lo que respecta a la imagen del emprendedor. En la noticia se especifican varios de ellos, como lo pueden ser los siguientes:

  • Creencias sobre la imagen personal: aquí se definen los miedos a tener una imagen que no sea la adecuada, entre otros asuntos.
  • Debe haber un equilibrio entre la imagen personal y la profesional para vivir exactamente la vida que deseamos.
  • Después, debemos tener una manera, una estrategia, de ordenar nuestro cambio de imagen si es que pensamos que lo necesitamos.

Uno de los cambios que se consideran claves a la hora de potenciar nuestra imagen como emprendedores es el que se encuentra relacionado con nuestra sonrisa. Ni que decir tiene que es una parte fundamental de nuestro rostro y una de las primeras maneras que podemos encontrar para obtener la confianza y la camaradería de empleados y clientes. Desde luego, se trata de un asunto que es capital y que, en ningún caso, podemos dejar de lado si lo que queremos es potenciar esa imagen personal que tan importante es para los emprendedores en los tiempos que corren.

Son muchos los emprendedores que se han ido percatando, con el paso de los años, de la necesidad que tenían de ganar en confianza no solo ante sus propios empleados, sino también ante su clientela. Poder ofrecer esa confianza es fundamental para asegurar el éxito del negocio o para tenerlo mucho más cerca. Y, de cara a eso, es importante el cuidado de nuestra sonrisa. Esta es la razón principal que explica, según nos dicen desde la clínica dental ZM, que esté creciendo de manera continua y progresiva el número de emprendedores que se planteen algún tipo de arreglo bucal en España.

Un cambio de imagen más que necesario

Hay que hacer autocrítica y comentar que la imagen de algunos emprendedores españoles es mejorable. Es cierto que esa imagen se va adecentando con el paso del tiempo, pero es conveniente mostrar la realidad y mostrar al mismo tiempo el camino a través del cual se puede conseguir una mejora. Ese aumento de los emprendedores que acuden a una clínica dental para potenciar su sonrisa son una buena muestra de que estamos en el camino del cambio. Continuar avanzando por esa senda es indispensable para seguir creciendo en materia de imagen ante las personas que nos rodean.

La imagen es, a día de hoy, el factor más importante que se puede desprender de una persona. La imagen otorga beneficios y puede ser la causante de la llegada de pérdidas a nuestro negocio si no la trabajamos lo suficiente. Y es que, desde luego, las redes sociales nos han conducido a ello de un modo inexorable. Así seguirá siendo, así que no nos queda más opciones que las de seguir cuidado de nuestra imagen y presencia. Con ellas de nuestro lado, todo será mucho más fácil.