La venta de productos alimenticios es muy rentable, eso lo sabemos, además que es un mundo delicioso, lleno de ricos sabores que atrapan a la gente sin tener que elaborar intrincadas estrategias de marketing. El problema está cuando se trata de productos estacionales, que deben experimentar su pico más alto en solo unos meses del año, como por ejemplo está el turrón.

Las mesas de toda la familia quedan cubiertas de variedades de turrón de todos los sabores y en todas las presentaciones y estos van adornado las cestas de regalo, los centros de mesa navideño, las ferias, las botas en la chimenea, no hay lugar donde no se ponga un turrón siempre que sea Navidad, luego, nos despedimos de ellos hasta la próxima nevada.

Entonces, el equipo de Turrones Adelia Iváñez, con años de tradición en la elaboración de esta delicia, nos cuentan que aquellas firmas especializadas en la elaboración de turrones deben aprovechar es esta época del año para sacarles el provecho. Esto, ahora más dificultoso por el aumento en la producción de la almendra (el principal ingrediente del turrón), el aumento en su demanda, y por lo tanto el aumento en el precio del producto que ha hecho que algunos se cuestionen si convertirlo en parte del menú navideño.

Innovación en el mercado del turrón

No obstante, no hay que preocupare, porque expertos en materia más bien vaticinan una subida n el mercado. La clave está en la innovación.

Javier de la Morena, el presidente de la Asociación Española del Dulce (Produlce), ha comentado para una entrevista con 20 minutos que mantenerse en alza dependerá de “la apuesta de las empresas por ofrecer productos de calidad, la diversificación, la apertura a nuevos mercados, la recuperación de los hábitos de consumo por parte del consumidor y el gran esfuerzo innovador que todas las empresas están llevando a cabo”.

Mientras, que, por su parte, el secretario general, Rubén Moreno, acota “ los fabricantes de turrones y mazapanes han desarrollado nuevos sabores, nuevas recetas, texturas y productos derivados, así como nuevas recetas que se adaptan a las nuevas necesidades del consumidor: supresión de alérgenos, sustitución de azúcares e introducción de ingredientes funcionales. Además por supuesto nos han presentado nuevos formatos que seguro llamarán la atención de muchas personas y nuevos canales de comercialización, sobre todo en el entorno online»

Así que justamente, en este momento, casi todas las empresas de la industria turronera están centradas en la innovación, principalmente, intentando ofrecer nuevos sabores, texturas, formas de elaboración o presentaciones. Claro, todo sin dejar de lado la tradición que hace a este alimento tan importante y tan nuestro, y sin perder ese toque clásico que le hace parte imprescindible  de nuestra Navidad.

Así, hoy podemos ver en los anaqueles turrones menos duros y crujientes, con almendras o avellanas, azúcar, miel, clara de huevo y chocolate en algunas variedades. Hay firmas que más bien se han vuelto atrevidas con los sabores, sacando al mercado el turrón de chocolate negro con naranja y el turrón crocanti, con praliné de chocolate, sabor a vainilla y crujientes trozos de almendra caramelizada. Incluso, hay diferentes presentaciones, como los miniturrones, que con un formato de 100 gramos están pensados para que sirvan de chocolatinas para los niños y que puedan saborear como una rica y navideña merienda donde sea que estén, de una forma práctica y sencilla.

Pero, en cuanto a presentación, eso no es todo. Puedes encontrar bandejas con cuatro surtidos de alta calidad pensados para regalar, como son turrones, especialidades, mazapanes y chocolates, todos juntos en una caja que más ben es una explosión de sabor.

Por supuesto, en esta época tan inclusiva en la que se le está dando alternativas de valor a veganos, celiacos y demás, también se han elaborado y comercializado turrones sin azúcares añadidos, y variedades como el turrón de yema tostada con cerezas y el limón bombón, ambas con Stevia.

Además, también se ha comenzado a comercializar en el mundo digital, imprescindible para no quedarse atrás y así encuentras cientos de firmas turroneras tradicionales con el toque tecnológico del e-commerce, ofreciéndote el dulce de siempre pero ahora a un clic de tu pantalla.

Eso sí, nuestros amigos de Turrones Adelia Iváñez nos recuerda que no se quedan atrás las marcas que siguen apostando por lo clásico y lo tradicional y siguen ofreciendo productos artesanos y de valor, pero ahora bajo la denominación “gourmet” y que siempre deben seguir existiendo para mantener esa tradición de siempre que defiende los orígenes de este rico manjar.

 

 

Deja una respuesta