Así tienes que desinfectar tu oficina

Así tienes que desinfectar tu oficina

Parece que lo peor de la pandemia del coronavirus ha pasado. A la espera de posibles rebrotes, lo que tenemos que hacer es actuar con precaución y tomando muchas medidas. Ahora que ya podemos ir a la oficina y a las empresas, lo que tenemos que hacer es aumentar las medidas de higiene y de desinfección. Toma nota porque hoy queremos dar una serie de consejos para evitar que la oficina se convierte en un foco de COVID-19.

Estamos ante un virus nuevo, por lo que todavía nos queda mucho por conocer y solo nos resta seguir prácticas rigurosas de higiene y atender todas las indicaciones que vengan desde el Ministerio de Sanidad y las demás fuentes oficiales. Esos, y confiar en empresas de limpieza de confianza que son las que nos harán el trabajo mucho más fácil.

Las recomendaciones para las empresas han sido muy claras desde el primer día.

  •  Establecimiento del teletrabajo en todos los puestos posibles. Es una de las cosas buenas que hemos sacado de esta pandemia. Además es bueno para conciliar.
  •     Mantener siempre la distancia de seguridad entre los empleados presenciales. Esto dependerá de cada uno de nosotros, pero hay que estar muy atentos y llevar siempre la mascarilla.
  •     Reuniones a través de videoconferencias, incluso aunque se esté en el mismo espacio. Para eso las nuevas tecnologías han llegado a nuestras vidas. No todo iban a ser adicciones. ¿No crees?
  • Hay que realizar un lavado e higienización de las manos con la frecuencia suficiente y siempre antes y después de comer, fumar o ir al lavabo. Y por supuesto, si acudes en transporte público al trabajo, nada más bajarte del medio de transporte y antes de entrar en la oficina.

Programación de nebulizaciones de desinfección.

El personal de limpieza tiene que repasar todos los días, con una solución desinfectante de lejía u otro desinfectante de las superficies de trabajo, teclados, maquinas de vending, barandillas y pasamanos y  brazos de sillas entre otras.

Como te decíamos, las empresas de limpieza juegan un papel vital en esta recuperación de la pandemia. El objetivo es que a través de la limpieza y desinfección el coronavirus se inactive de forma eficiente, para ello los principales elementos químicos que ayudan a este fin son fundamentalmente el etanol al 62-71%, hipoclorito de sodio 0,1-0,5% y la solución de jabón líquido en concentración de 1:49. Estos son los datos que manejan desde Gades Limp. Una empresa que realiza la desinfección por dos vías: la de por pulverización de zonas previamente evaluadas y la desinfección por nebulización de dichas zonas así como de zonas de tránsito y posible presencia virucida. De esta forma, los trabajadores pueden estar muy tranquilos.

Zona de atención al cliente

En la mayoría de las oficinas hay una zona de atención al cliente que es de las más transitadas. Por ello, se recomienda el uso de mamparas separadoras de cristal o metacrilato, ya que confieren una barrera de separación capaz de reducir el riesgo de contagio. Las mamparas hay que realizar una limpieza de desinfección diariamente con lejía al 2%, pulverizando la disolución sobre su superficie y retirándola con un trapo húmedo transcurridos dos minutos. Las superficies en las oficinas son muy recomendable que se haga con agua caliente, ya que la alta temperatura ayuda a su eliminación.

Trabajadores a turnos

Son muchas las empresas donde se trabaja a turnos. Es decir, entran unos y salen otros. Como comprenderás eso se puede convertir en un foco de coronavirus. Por este motivo, los trabajadores tienen que aprender una serie de hábitos, pero que posteriormente tienen que ser confirmados por las empresas de la limpieza. En cada cambio de turno se tiene que realizar una limpieza y desinfección del puesto de trabajo para evitar los contagios.

Una vez en casa

Y aunque pueda parecer que una vez que sales de la oficina ya está todo hecho, no es así. El coronavirus es más fuerte de lo que pensamos y ya sabemos que puede pervivir en las superficies durante días. Por eso la recomendación es que cuando llegues a tu casa eches la ropa lavar, con un lavado de agua caliente entre 56 y 75 grados. Además, los zapatos o zapatillas deportivas se desinfecten con un paño con agua y lejía o agua y jabón. Incluso si puedes dejarlos en la puerta del descansillo, mucho mejor. No olvides hacer un intenso lavado de manos y de cara con jabón.

Ya has visto que la lucha contra el COVID-19 sigue viva y lo que tenemos que hacer es poner todos los medios. Y la desinfección de la oficina es una cosa que tenemos que hacer con empresas profesionales.