Adiós a las bolsas de plástico

Adiós a las bolsas de plástico

Habrás notado que desde principios de años las bolsas de plástico gratuitas ya están prohibidas en algunas comunidades autónomas, tanto en grandes como en pequeños comercios. Se acabó eso de “dame un par de bolsas”. Un detalle que viene bien para el medio ambiente, pero mal para los bolsillos. Afortunadamente hay empresas que hacen verdaderas obras de artes con este tipo de bolsas de plástico para comercio, y aunque pueda parecer que es una medida para sacar dinero, deberíamos concienciarnos de la situación. Los datos dicen que es una alternativa muy buena.

El objetivo de esta medida es, según dicen, reducir el consumo de bolsas, tratando de conseguir una reducción del 90%, hasta lograr que se utilicen hasta 3 unidades menos al mes por habitante. ¿Te has parado a pensar cuántas usas tú? Antes en España no nos interesaban mucho estos temas, pero desde la llegada de una directiva europea, se intenta reducir el uso de las bolsas de plástico en un 80%, desde su implantación hasta el año 2025. Por otra parte, no queda establecido el precio mínimo para las bolsas que se vendan en cada uno de los establecimientos.

Sin embargo, yo he notado que las empresas que dan sus bolsas han subido el nivel. Ahora las bolsas para comercio están más preparadas para llevar los objetos o alimentos dentro. Desde enero de 2016 todo establecimiento comercial debe hacer pagar a los clientes las bolsas de plástico de un solo uso. Esta práctica es ya bastante habitual en supermercados, pero ahora se extenderá también al pequeño comercio. De este modo, lo que hasta ahora era voluntario, a partir del pasado mes de enero es obligatorio.

Las bolsas de farmacia

Siempre me ha llamado mucho la atención las bolsas de farmacias. Seguro porque mi madre era una asidua de traerlas. En este caso, no son muchas las que cobran dinero por dártela, pero seguro que con el paso del tiempo también se pagarán.

No es la primera vez que las autoridades miran por este tema. Por ejemplo en 2009 se firmó un pacto entre el Gobierno de la Generalitat catalana y organizaciones relacionadas con la distribución y fabricación de bolsas de plástico, con lo que se establecía un marco de colaboración para tratar de reducir el consumo de bolsas de un solo uso a la mitad de cara al año 2012. Este objetivo se alcanzó holgadamente al pasar de 327 bolsas anuales por cápita a solamente 156, lo que demuestra la eficacia de dichos acuerdos. Esperemos que con estas medidas se avance y sirvan para mejorar nuestro maltrecho medio ambiente, que los expertos dicen que cada vez va a peor.

Sin duda, el tema bolsas de plástico es muy manido. Mucha gente está concienciada, pero otros no. Es habitual oír eso de que esto no sirve para nada, que los centros comerciales lo hacen para ganar dinero. Yo quiero pensar que esto no es así. Como todo en la vida, si arrimamos el hombro se puede conseguir.