Todo se entiende mejor con un Cuento

Ya lo decía José Saramago, “y si las historias para niños fueran lectura obligatoria para adultos…seríamos capaces de aprender lo que desde hace tanto tiempo venimos enseñando”.

Siempre me ha fascinado la narración oral y el poder de los cuentos para transmitir valores a través de una historia. Recuerdo cuando de pequeña mi abuelo me contaba historias del mar, emocionantes historias que pasaban en las costas de nuestro pequeño pueblo.

Entonces, para mí era todo un acontecimiento escucharle. Su forma de contar las historias era cuanto menos que mágica. Sabía perfectamente cómo contarlas, poniendo las voces adecuadas, el ritmo y las pausas en los momentos clave.

Aquel pequeño pueblo en el que pasábamos las vacaciones de verano se convertía en un lugar propicio para cualquier aventura inspirándome en cualquiera de sus relatos.

Era como si sus historias me empujaran a vivir cada día al máximo y a disfrutar de la naturaleza. Entonces, como era muy pequeña no me daba cuenta de ello, pero, a su manera, mi abuelo me ofrecía grandes enseñanzas de la vida, de una forma muy sencilla y en forma de pequeños y preciosos cuentos.

Ahora, cuando veo a mis hijos también quiero transmitirles esa misma pasión por las historias, aunque los tiempos han cambiado y, a veces, ya es todo un reto que te presten atención y no se distraigan entre juegos de la Play Station. Por eso, este verano me he propuesto llevármelos de vacaciones al pueblo de mi infancia y pasar un par de días sin cobertura.

Me he comprado todos los libros posibles sobre y con cuentos para estar bien preparada. Uno de los mejores es el de “El cuento infantil y otros géneros literarios infantiles y juveniles”, un libro de Ediciones Aljibe dirigido a amantes de los cuentos infantiles interesados en profundizar en los distintos géneros de la literatura infantil y juvenil.

Lo cierto es que todo se entiende mucho mejor si te lo cuentan con u n cuento. Al contar un cuento, jugamos, viajamos y compartimos estupendas historias. El poder de comunicar y transportar a alguien a cualquier lugar que te deje la historia es un poder muy valioso. Así ser un buen narrador no es tarea fácil. Y soy consciente de ello, cada vez que trato de contarles un cuento a mis hijos. Conseguir captar su atención es todo un reto.

El narrador se convierte en algo así como un guionista de cine, con los mismos problemas y con las mismas soluciones. Tenemos que tener en cuenta que los niños necesitan tiempo y dedicación y que no se puede contar un cuento en el último minuto y mirando el reloj con prisa.

Como ahora los niños son auténticos nativos digitales, para ellos resulta mucho más fácil ver un cuento en una Tablet o en un ordenador que tener que escucharnos ya que esto último requiere que presten mucha más atención.

Ahora bien, los niños tienen que aprender a prestar atención, ya que cuando los niños están delante de la Tablet el proceso de atención sostenida lo hace la pantalla por sí sola, pero cuando eres tú el narrador el proceso de atención lo hace el propio niño.

Cómo elegir el Cuento adecuado para Nuestros Hijos

Otro aspecto a tener en cuenta es cómo elegir el cuento adecuado según la edad que tienen nuestros hijos. Así, debemos ajustar el tipo de cuento y el contenido a la edad.

Por ejemplo, cuando son más bebés siempre es mejor recurrir a cuentos de animales con muchas onomatopeyas. Más adelante, cuando ya andan por los 2 años y medio se puede empezar a usar cuentos con ilustraciones. A partir de los 3 años, ya podemos pasaros a las narraciones cortitas, y a los 4 a cosas más fantásticas y de aventuras. A los 5 ya se les pueden contar cosas con personajes reales, y según van creciendo, a partir de los 8 años historias de misterios y detectives.

Hay que pensar en cuentos que reflejen nuestros valores familiares. Transmitirles a nuestros hijos que queremos que ellos sean los que solucionan las cosas, la importancia de la solidaridad o el respeto a la naturaleza.

 

 

 

Related News

Comments are closed

© 2009. iQuaMagazine. info@iqua.net
Nosotros
En iQuaMagazine analizamos y estudiamos empresas con presencia en Internet con la intención de transmitir nuestra opinión, valoración y recomendación de aquellas que consideremos más competentes o que ofrecen un mejor servicio o producto. mas información
¿Quieres suscribirte a nuestra revista digital?