¿Qué hacer si te reclaman la pensión de alimentos?

Después de oír la historia del nuevo novio de una de mis mejores amigas me queda, cada vez más claro que nunca pueden darse las cosas por sentadas y de lo importante que es no establecer juicios sobre otras personas cuando desconocemos sus circunstancias.

El hecho es que el novio de mi amiga venía de poner fin a un complicado entramado legal, ya que le reclamaban una pensión de alimentos en unas circunstancias para él muy complicadas.

De hecho, tuvo que pedir un favor a un buen amigo para conseguir los servicios de un buen abogado para defender su causa.

Consiguió a unos de los mejores especialistas en pensiondealimentos.net, un experto abogado en reclamación de pensiones de alimentos que siempre tiene en cuenta todas las situaciones personales, laborales y patrimoniales de su cliente, de modo que podía orientarle y defenderle de la mejor forma posible.

El problema que tenía el actual novio de mi amiga no es un caso aislado en esta situación de crisis económica con las altas tasas de desempleo y la rebaja de los sueldos, son circunstancias que hace que aumenten este tipo de demandas.

Lo que sí es cierto es que lo habitual en este tipo de casos es el del impago de esta pensión de alimentos cuando el excónyuge, en realidad sí puede hacerse cargo de ese gasto.

No puedo negar que esto fue lo primero que pensé cuando apenas lo conocía y que empecé a preocuparme por que mi amiga estuviera con alguien que se niega a pagar la pensión de alimentos que le corresponde para ayudar a sus hijos.

Si bien, empecé a verlo todo de otra manera al conocer más de cerca su historia, y entender que en su caso se había hecho justicia.

Se entiende por “alimentos” todo lo que se considera indispensable para el sustento, habitación, vestido y asistencia médica, que incluye tanto gastos de enfermedad como farmacéuticos.

Los alimentos comprenden también educación y formación, así como gastos de embarazo y parto.

 ¿Qué ocurre si las Circunstancias a la hora de fijar la Pensión de Alimentos cambian?

El novio de mi amiga fue víctima de una relación altamente tóxica e interesada, por lo que acabar en los tribunales no fue algo que con el tiempo le resultara tan inimaginable. Si bien, en cuestiones de amor nadie está libre de cometer errores, son embargo el suyo tendría nefastas consecuencias.

Por alguna razón, el actual novio de mi amiga había tenido una complicada vida amorosa, siempre elegía a mujeres muy atractivas con algún que otro problema, mujeres inestables y celosas que sabían cómo camuflar estos rasgos en los primeros meses de relación, hasta que el chico estaba ya tan enganchado que era incapaz de romper el vínculo.

Este fue el caso con la que es la madre de su hija. Todo iba perfectamente mientras le iba bien en su negocio, pero cuando las ventas empezaron a disminuir y tuvo que plantearse cerrarlo todo empezó a desmoronarse.

El chico no tenía ninguna intención de dejar a su familia, quería cuidarlas y empezó a buscar todas las formas posibles de ganar dinero de nuevo. Al poco tiempo, se enteró de que su mujer le estaba siendo infiel, aunque no era eso lo que más le molestaba sino sus mentiras y que viendo la situación en la que estaban ella no hiciera nada y esperara que él se lo resolviera todo.

Al final terminaron separándose y, aunque él quería llevar las cosas de forma pacífica y tratar de resolver las cosas sin abogados y tribunales de por medio, ella emprendió una cruenta batalla legal.

De hecho, trató de llegar a una solución amistosa, al no poder ser sabía que lo mejor era emprender acción civil que es mucho más rápida y es un proceso mucho más sencillo en el que se reclama la cantidad y cuyas únicas consecuencias eran económicas, con un posible embargo de la nómina, bienes muebles o inmuebles, pensiones o rentas.

Si bien, su ex mujer ya había solicitado la vía penal que es más lenta, complicada y, sus consecuencias, como es previsible son más graves.

Por suerte, al contar con buenos abogados todo salió bien para él, ya que intervino demanda de modificación de medidas ante el Juzgado de Familia y, finalmente, pudo demostrar que había habido una modificación sustancial entre las circunstancias económicas que fueron tenidas en cuenta a la hora de fijar la pensión de alimentos y las circunstancias económicas en las que se encontraba en este momento.

 

Related News

Comments are closed

© 2009. iQuaMagazine. info@iqua.net
Nosotros
En iQuaMagazine analizamos y estudiamos empresas con presencia en Internet con la intención de transmitir nuestra opinión, valoración y recomendación de aquellas que consideremos más competentes o que ofrecen un mejor servicio o producto. mas información
¿Quieres suscribirte a nuestra revista digital?