Las varices y el verano

Las varices y el verano

Uno de los principales problemas tanto para hombres como para mujeres en verano son esas temidas varices. Algunas son dolorosas, otras sólo son antiestéticas, pero todas, sin excepción, son perjudiciales para nuestra salud.

Las altas temperaturas del verano dificultan nuestra circulación sanguínea, por eso es el momento en el que más varices empiezan a aparecer y más hinchadas podemos llegar a tener nuestras extremidades. Lo mejor, para evitarlas, es llevar un cuidado periódico durante todo el año, una dieta sana y hacer ejercicio pero cuando ya están con nosotros, además de prevenir hay que curar. Por eso vamos a daros algunos consejos sobre cómo cuidar las varices en verano.

Obviamente, si tienes muchas molestias, lo mejor es deshacerte de ellas. En Arteestéstetica, una clínica de medicina y cirugía estética, cuentan con un tratamiento innovador que ayuda a eliminar las molestas varices de nuestro cuerpo, una solución nada agresiva con excelentes resultados. Se trata de una de las clínicas más modernas del país que cuenta con un equipo altamente cualificado y experimentado.

Si no tienes la posibilidad de acudir a un centro estético que alivie o elimine tus varices puedes seguir algunos consejos que te ayudarán a sentirte mejor.

Consejos para las varices en verano

  • Tapa tus piernas. Exponer nuestras varices al sol puede ser muy perjudicial. Se vas a la playa ponte siempre crema protectora y refréscate en el agua cada poco tiempo.
  • Olvídate del sedentarismo en verano, es el enemigo de las varices. Camina por el agua de la playa, haz ejercicios en la arena y muévete. Así evitarás mayor retención de líquidos y tu circulación mejorará.
  • Agua fría. Los baños con agua fría, tanto en casa bajo la ducha o en la playa o piscina, activan la circulación de la sangre.
  • Masajes con geles fríos. Hay muchos geles fríos de diferentes marcas que ayudan también a mejorar nuestra circulación. Darnos un masaje con ellos antes de ir a dormir puede ser la forma perfecta para acabar el día.
  • Si te tumbas a descansar o a tomar el sol pon las piernas en alto. Siempre que tengas ocasión sube las piernas y mantenlas en alto durante algunos minutos.
  • Evita las prendas de vestir demasiado ajustadas, sobre todo usa prendas que no aprieten en la zona de la ingle.
  • No fumes. El tabaco es muy perjudicial para todo y las varices no son una excepción.
  • Adiós a los condimentos. Evita las comidas muy condimentadas, no te harán ningún bien.