El futuro de los transportes es eléctrico

El futuro de los transportes es eléctrico

Si echamos la vista atrás siendo sinceros con nosotros mismos, veremos como el ser humano ha fabricado tecnología sin tener en cuenta su repercusión en el medio ambiente. Y no me refiero sólo a la tecnología que daña directamente a la capa de ozono, sino al expolio de los recursos naturales por parte de multinacionales que crea pobreza y desigualdades sociales.

Hemos hablado de la desigualdad social y de la repercusión en el medio ambiente, y estos temas parecen ser los temas que se tratarán en los próximos años por las nuevas generaciones, ya que estas han nacido concienciadas en que sino cuidan el planeta, probablemente no verán como lo disfrutan las nuevas generaciones. Porque de seguir así estamos abocados a consumir los recursos naturales en un corto periodo de tiempo.

Es por esto que el desarrollo tecnológico ha apostado por la utilización de la energía eléctrica como combustible para los diferentes medios de transporte. Esta energía se puede obtener de manera limpia, es decir sin producir contaminación ambiental, por medios diferentes a los tradicionales como la energía nuclear que genera residuos peligrosos que deben de enterrarse.

El aprovechamiento del viento, el sol y incluso la utilización de las olas, basta para producir energía que se puede almacenar en plantas de energía o en acumuladores en los diferentes núcleos residenciales. Como vemos el futuro pasa por aprender a desechar el petróleo y otras formas de energía por el uso de los medios de producción eléctrica derivados de energías renovables.

Actualmente, uno de los mayores núcleos de contaminación son los vehículos, y para mitigar esta contaminación estamos viviendo propuestas de algunas empresas como Tesla, que además de sus famosos vehículos autónomos y eléctricos, ha desarrollado un camión con las mismas características.

Camiones eléctricos diferentes al fabricado por Tesla

Comenzaremos hablando de Fuso, una marca de Daimler, que en diciembre de 2017 lanzó el primer ejemplar del eCanter, con capacidad de carga de hasta tres toneladas y autonomía de hasta 100 kilómetros. Este camión ligero es solo el principio. Fuso tiene planeado que en los próximos años toda su gama se componga de camiones eléctricos. En proyecto tiene uno más pesado con hasta 350 kilómetros de autonomía y hasta 11 toneladas de carga. Se llama  E-Fuso Vision One y por el momento es un prototipo que podría llegar a la serie en 2021.

BMW es una marca conocida, pero no lo son sus propios camiones eléctricos. Concretamente son tres los que tiene, y los utiliza para transportar coches a nivel interno en Múnich, con una punta de 40 km/h y un recorrido entre planta y planta de 15 kilómetros. Según la marca, ahorrar al año 48 toneladas de CO2 vertidas a la atmósfera. Tienen una autonomía de 160 kilómetros a plena carga.

Mercedes también tiene su camión eléctrico, que por cierto su presentación se adelantó a la de Tesla. Este camión será capaz de ofrecer una autonomía de hasta 200 kilómetros con una sola carga, lo que sería suficiente para un día de trabajo intenso. Aquí hay que contemplar que estamos hablando de un camión de carga capaz de transportar hasta 26 toneladas, por lo que ser capaz de ofrecer 200 kilómetros es todo un logro.

Las empresas de transporte de correspondencia también se están adaptando al momento, y es el caso de Deutsche Post. El servicio alemán de correos fabrica desde 2016 el StreetScooter para sus envíos, en dos variantes: Work (900 kilos de carga) y Work L (1.190). En agosto del año pasado presentaron el Work XL, basado en una Ford Transit.

También existen otras empresas no tan conocidas como Tesla, BMW o Mercedes-Benz, que también fabrican camiones eléctricos. De hecho, los camiones de la empresa Emoss ya circulan desde hace tiempo por los Países Bajos. Esta empresa tiene varios modelos, desde pequeñas furgonetas hasta camiones ligeros, con Range Extender. Y la marca fabrica también auténticos camiones eléctricos, según las necesidades. Sin salir de los Países Bajos nos encontramos con que la firma VDL Groep de Eindhoven planea para la primera mitad de este año un camión eléctrico de desarrollo propio. Este estará basado en un DAF CF, que llega hasta las 47 toneladas y es capaz de recorrer hasta 120 kilómetros.

Cómo vemos las empresas de transporte se están adaptando al uso de camiones eléctricos. Adaptarse al momento es algo muy importante en el sector del transporte, cosa que ha hecho Starcargo, una empresa experta en la gestión del transporte aéreo, transporte marítimo y transporte terrestre internacional, con más de 15 años en el sector como empresa de transporte internacional de mercancías.