Empresas que trabajan con poliéster

Empresas que trabajan con poliéster

Desde la industria naviera hasta las herramientas de protección laboral, de la construcción de automóviles a las más exclusivas pasarelas de moda del planeta, desde las aplicaciones biomédicas hasta los juguetes infantiles. El poliéster es el material con el que se construye el mundo. Su versatilidad, su durabilidad y su rendimiento económico así lo permiten. No en vano, cada segundo se producen más de ocho toneladas de este material. Cuarenta y dos millones de toneladas al año.

Si bien sus componentes naturales se conocían ya desde el siglo XIX, a partir de su desarrollo en el año 1941 el poliéster se convirtió en la principal fibra de origen químico empleado en la industria textil gracias a su extraordinaria resistencia al paso del tiempo, su elasticidad, su tenacidad, su impermeabilidad frente a agentes nocivos naturales, su absoluta integridad frente al arrugado, su bajo coste de producción y su respeto por el medio ambiente –se puede reciclar mediante un sencillo proceso de fundido, aplicable incluso sobre distintos moldeados ajenos al universo de la ropa, como las botellas de plástico-.

Pero no se detienen solo en el campo de la moda las virtudes de este preciado material. Las resinas de poliéster constituyen el elemento fundamental para la mayoría de grandes, medianas y pequeñas industrias. En España, un reducido grupo de nombres lidera el mercado de la fabricación y distribución de componentes de poliéster, entre los que cabría destacar Ródax, DTP y Eurosur.

Depósitos

Ródax Poliéster es una empresa que cuenta ya con más de dos décadas de vida a sus espaldas. Una longevidad arduamente labrada por medio de un servicio entregado con devoción a la calidad como razón de ser. Si a esto se le añade la puntualidad en la entrega y acabado de su cometido, así como la ventaja que ofrece poder tratar de primera mano el precio final del trabajo ya que no existen intermediarios entre el cliente y su acción profesional, es sencillo comprender los motivos de su éxito. Su control sobre todo el proceso, desde la elaboración del molde hasta su instalación, pasando por el pulido y acabado de las piezas, el estudio de campo para su adaptación al terreno y su colocación definitiva, garantiza la máxima satisfacción del consumidor. Sus productos abarcan todo tipo de necesidades: depósitos para enterrar (entre los 2.000 y los 100.000 litros de capacidad), depósitos verticales para agua de fondo plano (entre 3.000 y 60.000 litros), depósitos verticales de agua provistos de patas (entre 3.000 y 60.000 litros), depósitos de modelo rectangular para viviendas unifamiliares y comunidades de vecinos (entre 100 y 1.000 litros de volumen), depósitos horizontales de agua con patas (entre 3.000 y 30.000 litros), depósitos de modelo cilíndrico (entre 100 y 3.000 litros), cubas de transporte de agua con enganche multilink o para acarrear con remolque (entre 2.000 y 7.000 litros), fosas sépticas prefabricadas sin filtro (destinadas a ser utilizadas por entre 5 y 50 habitantes, según capacidad), fosas sépticas prefabricadas con filtro (con servicio para entre 5 y 70 residentes),  cámaras separadoras de grasa (aptas desde su empleo unifamiliar hasta los 1.500 habitantes) y espaciosos fermentadores de aceitunas de empleo industrial. Por si fuera poco, Ródax poliéster son también fabricantes de piscinas.

Es precisamente en este campo donde la segunda de estas empresas, Piscinas DTP, ostenta una envidiable categoría de experto. A diferencia de lo que ocurre con las piscinas de obra, las cuales multiplican por cinco el tiempo de instalación y tienden a producir excesivos costes de construcción y salario por horas trabajadas, las piscinas de poliéster y fibra de vidrio conservan las mismas bondades respecto a los estándares de calidad, asepsia y temperatura del líquido mientras que, a su vez, reducen notablemente el precio a pagar, el proceso necesario de instalación y las posteriores y embarazosas exigencias de mantenimiento dado que carecen de junturas en su estructura, las cuales requerirían un imprescindible control cada cuatro años. Como nota de distinción, DTP, amparada en la dilatada experiencia y conocimiento de su plantilla, se compromete a ultimar todos los detalles de la instalación en un máximo de cuatro días y además, a que el contratante disfrute de diez años de estanqueidad en el casco de su piscina.

Piscinas

El empleo de los medios tecnológicos más avanzados en el sector, junto con el sentido de la profesionalidad y la autoexigencia del equipo de Piscinas DTP, avalan estas ambiciosas prestaciones. No por nada, su volumen de trabajo alcanza los cerca de 1.500 artículos al año, constatación de su condición de líder en el campo de las piscinas de poliéster en España así como su incidencia en los mercados franceses, marroquíes y portugueses. Piscinas DTP consta de los certificados de Medio Ambiente UNE-EN-ISO 1400-1096 y de Calidad y Medio Ambiente UNE-EN-ISO 9001-00, los más prestigiosos certificados en lo que respecta al tratamiento de la fibra de vidrio y el poliéster.

Por otro lado, teniendo en cuenta la proximidad de los meses de invierno, Piscinas DTP dispone también de un vasto catálogo de saunas y spas, con cinco y siete modelos distintos respectivamente, todos ellos diseñados con los materiales más suntuosos y de mayor calidad, ideales para ubicar un auténtico centro de lujo en su vivienda o revalorizar su propiedad.

El tercer miembro de este trío de ases del poliéster es Poliéster Euro-Sur. Empresa de orgullosas raíces familiares, Euro-Sur amplía su oferta a la fabricación de todo tipo de objetos y componentes de derivados del plástico mezclados con fibra de vidrio y resina de alta resistencia mecánica. Esta firma sevillana constituye todo un referente en el mercado de las piscinas y los depósitos de poliéster, fáciles de instalar y transportar, adaptables a múltiples superficies y requisitos técnicos y con una competitividad inigualable en cuanto al precio de los mismos. Su compromiso con el cliente es total, extendido al exhaustivo control que profesan a lo largo de todo el desarrollo material de sus productos, su distribución y su instalación final. Un esfuerzo que se traduce en la correspondiente fidelidad y confianza del consumidor.

Euro-Sur es especialista en depósitos de poliéster de variado tamaño, molde y decoración, instalaciones anti-incendios, cisternas para camión y otros productos como los techos para carritos de golf, las cintas transportadoras, elementos para la protección de motores de todo tipo, forrado de azoteas, aljibes, remolques, jardineras, separadores de grasas, depuradoras con o sin filtro biológico, protectores de seguridad para piscinas, así como la reparación de cualquier tipo de piezas de poliéster.

Deja un comentario