El negocio de la formación privada

La fuerte subida de las tasas universitarias ha hecho de la formación privada uno de los sectores más en auge de la actualidad. Esto se debe a que muchas de las academias ofrecen mayores facilidades en cuanto a horarios y financiación por un precio similar o ligeramente mayor al del sector público o, en algunos casos, incluso menor.

Con la situación de paro existente en el país, son muchas las personas que tienen que recurrir a formarse de nuevo para reinventarse o buscar empleo en una profesión diferente a la que venía llevando a cabo con anterioridad o para la que acabó de formarse y en la que no llegó a trabajar por este clima de destrucción de empleo.

Uno de los sectores que sigue tirando con fuerza de la economía española es el turístico. Las últimas cifras aportadas por el Gobierno indican que no solo continúa siendo uno de los  motores de las finanzas españolas, sino que está creciendo con fuerza apoyado por los números de viajeros de otros países que ven en España un destino de calidad y con unos precios cada día más ajustado. Así, las economías emergentes mundiales y especialmente los países del llamado BRIC (Brasil, Rusia, India y China) están apostando por venir a nuestro país de vacaciones mientras que el turismo interior no termina de despuntar.

De esta forma, una de las mejores salidas para las empresas de formación privada, así como para aquellas personas que necesitan reinventarse y quieren colocarse con facilidad, puede ser el sector del turismo. Dentro de este apartado, no debemos centrarnos solamente en los primeros empleos que se nos pueden venir a la cabeza como los camareros contratados de forma estacional por los restaurantes de costa o jóvenes que actúan en sus vacaciones de verano como animadores de los hoteles, se trata de un abanico mucho más amplio.

Existen escuelas de turismo en Barcelona como Formatic que ofrecen una formación amplia y completa a sus estudiantes para meter la cabeza en el sector, tanto para trabajar en nuestro país como para salir al extranjero. En Barcelona se puede cursar el grado superior de turismo y se trata de una ciudad estupenda para comenzar a trabajar. Y es que la Ciudad Condal no es solo una villa industrial, sino que cuenta también con uno de los índices más alto de visitantes por su gran oferta cultural, sus playas y su combinación de historia y monumentos.

Con la ayuda de los idiomas, uno puede hacer también cursos de azafatas de vuelo en Barcelona o cursos de tripulante de cabina de pasajeros. En los últimos tiempos, podemos ver como muchas de las aerolíneas de los países de la zona árabe vienen a nuestro país a hacer procesos de selección de trabajadores atraídos por la formación que aquí reciben.

Siguiendo con esta ciudad que ofrece una gran variedad de posibilidades para los estudiantes de este grupo profesional, podemos también apuntarnos a una escuela de superior de relaciones públicas en Barcelona. Esta es otra de las profesiones con una gran demanda dentro del sector turístico y que también nos puede servir para trabajar en otro tipo de actividades. Por ejemplo, muchas empresas de moda, joyería o incluso de la industria tecnológica necesitan de este tipo de trabajadores para fomentar sus relaciones con los clientes y también con los medios de comunicación.

Como queda palpable, la formación privada nos puede ayudar en estos momentos tan difíciles y son muchas las oportunidades que ofrece. Se trata de saber elegir hacia donde encaminarnos y hacerlo con determinación para saber empaparnos de todos los conocimientos y convertirnos en el perfil más deseado para las empresas que demandan trabajadores.

Deja un comentario