Como disfrutar de unas navidades sostenibles

Como disfrutar de unas navidades sostenibles

Cada vez la sociedad está más concienciada del cambio climático, y es que es verdad que si seguimos a este ritmo, podemos llegar a un punto de no retorno en el que la contaminación habrá ganado la partida a los humanos. Y esto es algo muy triste, ya que muchos jóvenes conocerán la Tierra como un paraje desolador alejado de la belleza que le caracteriza.

Llegamos a una época del año en la que los consumos se disparan, los consumos de gas, luz, agua, y como no, comida, centran la atención en estas fechas. Y esto es algo que se debe cambiar, porque a pesar de lo que se pueda pensar estos despilfarros realmente son perjudiciales para el medio ambiente. Además del medio ambiente, no dejan de ser ni más ni menos que una representación de la vida, unos tanto y unos tampoco.

Según Ecologistas en Acción, durante las fiestas navideñas, se tiran hasta un 40% de los alimentos producidos y se generan dos kilos de basura al día, de los cuales la mitad son envoltorios y embalajes. Los ecologistas también denuncian el impacto de uno de los símbolos de las Navidades, el abeto. En España se compran cada año cerca de 1.700.000 abetos, de los que la mayor parte no sobrevive. Además, estos árboles proceden de plantaciones intensivas que consumen abundante agua, pesticidas y fertilizantes químicos.

El consumo eléctrico aumenta de manera espectacular en estas fechas, en especial por el alumbrado navideño de las calles. La producción de energía supone la producción de contaminación y el aumento del cambio climático. Frente a este gasto energético, Ecologistas en Acción recomienda reducir a quince días el alumbrado navideño, limitar a tres horas y media su encendido y a siete los festivos, emplear hilos luminosos más eficientes y regular la potencia de la iluminación en función del ancho de la calle.

Cómo ser más ecológicos en Navidad

En primer lugar, la disminución del consumo energético se puede conseguir de diversas maneras. Se pueden utilizar bombillas de bajo consumo, electrodomésticos eficientes y aparatos que no necesiten electricidad, o incluso optar por sistemas basados en energías renovables. El uso de la calefacción también aumenta durante estas Navidades, pero en muchas ocasiones se puede reducir fácilmente

En segundo lugar, hay que reflexionar sobre el sentido de estas fiestas, pensar si son necesarios todos los regalos previstos y hacer un consumo moderado para evitar desperdiciar alimentos y otros productos, rechazar los productos superfluos e innecesarios, reducir los residuos o el despilfarro de energía, reutilizar los objetos o juguetes en buen estado que ya no se usan, elaborar regalos artesanos, reciclar los residuos de manera adecuada, redistribuir los productos y regalos de manera equitativa y reclamar a las instituciones medida para que se cuide del medio ambiente también durante las Navidades.

Por último, hay que consumir productos biológicos, los productos frescos, de temporada y procedentes del mercado local resultan más baratos y sabrosos y tienen menos aditivos, mientras que la comida precocinada implica más envasado y consumo de energía. Así mismo debemos evitar el uso de papel de plata o envases desechables ya que contaminan mucho, y el mejor residuo es el que no se genera.

Un  ejemplo de productos biológicos son los que ofrece Probelte Pharma, un laboratorio biofarmacéutico investigador y fabricante de inmunoterapia alergénica y bacteria, y que  dispone de una línea de productos de nutrición terapéutica constituida por complementos alimenticios naturales realizados con extractos de granada y oliva, potentes antioxidantes con muchísimas propiedades.