Dental Morante. Especialistas para hacernos una Ortodoncia

Dental Morante. Especialistas para hacernos una Ortodoncia

No siempre por el hecho de tener los dientes apiñados esto significa que necesitemos una ortodoncia.

De hecho, para saber si la necesitamos, más allá de ser una cuestión meramente estética, lo mejor es acudir a un especialista ortodoncista que nos evaluará mediante un examen clínico, a través de una radiografía panorámica de toda la boca, una radiografía lateral del cráneo y gracias a unas fotografías intra y extraorales, así como unos modelos de yeso de la boca que registrarán el tipo de mordida.

Por otro lado, debemos de recordar que no hay límites de edad, a la hora de llevar una ortodoncia. Es cierto que la edad ideal es en la infancia. Ya a partir de los 7 años un especialista en ortodoncia puede diagnosticar los posibles problemas en el crecimiento de los huesos maxilares.

Acudir a un especialista es la mejor forma de determinar si precisamos o no de una ortodoncia. Empresas como Dental Morante, cuentan con ortodoncistas especializados que nos recuerdan que la ortodoncia va más allá de corregir los problemas en la mordida, la mandíbula o la cara. Es cierto, que en la actualidad hay una obsesión por la perfección estética, una sonrisa perfecta, si bien lo importante es recordar las consecuencias para la salud de no hacernos una ortodoncia en caso de necesitarla.

Precisamente en este sentido la  Sociedad Española de Ortodoncia y Ortopedia Dentofacial (SEDO) explica que el objetivo de la ortodoncia no tiene un sentido meramente estético sino el desarrollo normal y adecuado de los dientes y maxilares, con un ensamblaje adecuado de todas las piezas para facilitar la mordida.

Consecuencias de no llevar Ortodoncia si la Necesitamos

Uno de los principales problemas es la maloclusión, que son problemas en la mordida, esta puede heredarse, o puede ser la consecuencia de una enfermedad dental, así como el haber perdido antes de tiempo los dientes de leche o un accidente, entre otras posibilidades.

Una alineación anormal de nuestros dientes, no solo dota de una apariencia extraña a nuestra cara sino, y más importante, supone una dificultad añadida a la hora de masticar, limpiarnos los dientes.

Principalmente al haber espacios interdentales de difícil acceso que puede dar lugar a caries, pérdida de dientes, problemas de encías o desgaste del esmalte

La buena noticia es que podemos corregir la posición de los dientes, mediante una ortodoncia y evitar estos problemas en su higiene al mejorar la masticación con una correcta oclusión.

En el caso específico de los adultos, la ortodoncia mejora la salud, la función y la estética, con lo que también los adultos pueden dar solución a alguno de estos problemas dentales en caso de tenerlos. La edad no es un problema a la hora de llevar ortodoncia, es mucho más problemático perder piezas dentales debido a las consecuencias de no llevarlo.

Y es que uno de los resultados de haber corregido la posición de nuestras piezas dentales para facilitar un ensamblaje más armonioso es que nos va a costar mucho menos realizar una limpieza efectiva y habrá menos predisposición para desarrollar caries y piorrea.