Apuesta por los productos de Comercial Apra para evitar ETS como el sida

Apuesta por los productos de Comercial Apra para evitar ETS como el sida

Hoy quiero hablaros de cómo prevenir caer en una enfermedad tan grave como es el sida a raíz de la lectura hace unos días de una noticia me llamó poderosamente la atención: una mujer de Arizona, en Estados Unidos, decidió vengarse atropellando a su novio poco después de que este le confesara riéndose que era portador del virus del sida. Sida quiere decir Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, y está causado por el virus VIH (virus de inmunodeficiencia humano). Este virus ataca a las defensas del cuerpo humano, o sea, a su sistema inmunológico, debilitándolo y haciéndolo vulnerable ante cualquier infección, de tal manera que ante una pequeña infección un cuerpo sano, sin VIH, podría hacerle frente, sin embargo, un organismo infectado y debilitado sería incapaz combatirla. Una persona debe estar infectada por el virus VIH para después desarrollar el sida. Cuando está infectada, se dice que es “positiva”, si bien estar infectado no es lo mismo que padecer el sida, pues muchas personas no desarrollan la enfermedad durante muchos años. El sida es la etapa más avanzada de la infección por VIH, en ella las defensas del organismo están tan disminuidas que llegan hasta su total desaparición. Puede tardar entre dos y quince años en aparecer desde que ha sido infectado y se caracteriza por una pérdida excesiva de peso, la aparición de ciertos tipos de cáncer, infecciones muy graves…,  llegando incluso a producir la muerte.

Una persona puede estar infectada por el VIH y no saberlo, pues cuando se infecta los primeros síntomas como fiebre, sudoración, dolor de cabeza, malestar general, etc., pueden llegar a confundirse con una simple gripe. Una vez pasada esta fase de infección aguda, el organismo recupera su estado normal y muchas personas pueden pasar tiempo sin mostrar síntomas de estar infectada, a esto se le denomina portador asintomático, sin embargo durante este periodo de tiempo sí puede llegar a infectar a otras personas.

El VIH se transmite por intercambio de líquidos corporales con personas infectadas, como la sangre, el semen, secreciones vaginales, leche materna, etc., por lo que la principal vías de contagio es especialmente mantener relaciones sexuales con una persona infectada sin protección. Por ello es sumamente importante protegerse con un preservativo, ya que es la única forma que tenemos para evitar que el semen o los fluidos vaginales entren en contacto con la persona sana. Hay estudios que indican que los preservativos masculinos de látex tienen un 90 por ciento de protección frente al contagio.

La empresa Comercial Apra, con dirección en Madrid, dispone de los mejores productos para conseguir la máxima protección. Además, cuenta con una ventaja, y es que sus preservativos, esponjas vaginales, etc., pueden comprarse al por mayor o a granel, es decir, que podemos obtener un mejor precio y no arriesgar nuestra salud por motivos de dinero. Asimismo, al estar en Madrid, realiza envíos postales de sus paquetes a toda España, y de una manera muy discreta, ya que el vecino ni el cartero tienen por qué enterarse de qué hemos comprado o de si mantenemos o no relaciones sexuales.

Pero además de la posibilidad de contagio a través de las relaciones sexuales, existan otras acciones de riesgo, como compartir jeringuillas, agujas o cuchillas con otras personas, pues pueden contener pequeños restos de sangre que son suficientes para el contagio; a través de heridas abiertas, como cortes; durante el embarazo, el parto y la lactancia materna de madres a hijos; o a través de transfusiones de sangre (aunque en la actualidad esta vía de contagio en los países desarrollados está prácticamente erradicada, debido a los estrictos controles que se establecieron en los bancos de sangre).

Según las estadísticas, los grupos que hoy en día presentan una mayor tendencia al alza en el porcentaje de contagios son los de los jóvenes menores de veinticinco años, así como entre las personas que mantienen relaciones homosexuales.

Evolución del sida

En los años 90 el sida era una de las principales causas de muerte. En la actualidad, aunque se continúan realizando múltiples estudios y pruebas, todavía no existe una cura total de la enfermedad, puesto que no hay manera de eliminar el VIH del cuerpo humano. Existe una serie de medicamentos denominados antirretrovirales que mejoran la calidad de vida de la persona enferma y ayudan a detener y demorar el avance de la enfermedad, así como a disminuir su multiplicación con el fin de evitar nuevos contagios, por lo que una enfermedad que antes era mortal ahora se está transformando en crónica, de forma que ha disminuido considerablemente el número de fallecimientos por esta causa.

La Organización Mundial para la Salud estima que por lo menos hasta el año 2030 no estará erradicada esta enfermedad en el mundo.